Reseña: Sector Lejano (N. K. Jemisin, Jamal Campbell)

Aquellos de vosotros que me habéis escuchado alguna vez en Reserva de Maná sabéis que pertenezco, junto a los enormes Óscar García e Impozible Julín, al que llaman equipo antisouls: vemos los juegos de From Software, los compramos y les damos una (o muchas) oportunidades, entendemos sus virtudes y queremos hacerlas nuestras, ponemos muchísimo de nuestra parte… y aún así no somos capaces de entrar en ellos.

 

Si tuviese que trasladar esa misma sensación al mundo del cómic, posiblemente mis souls superheroicos serían los tebeos de Green Lantern. De entre toda la riqueza del Universo DC y todos sus icónicos personajes, posiblemente con el que menos conecte sea con el agente intergaláctico. Por alguna razón, cuando se trata del mundo de los Green Lantern Corps, me cuesta muchísimo entrar en las diferentes historias que se van publicando. No sé si son los anillos, la necesidad de baterías, un trauma con Ryan Reynolds, todo el rollo con el color amarillo, o el dichoso juramento… o a lo mejor son simplemente manías personales, pero la cuestión es que algo no termina de hacer click.

 

Sin embargo, al igual que me sucede con los souls, lo sigo intentando. Y, al menos en esta ocasión, debo dar gracias a mi cabezonería porque debo decir que este Sector Lejano por fin me ha gustado. Y mucho.

 

Algo que DC Comics está haciendo últimamente muy bien es apostar por sellos independientes que, bajo la supervisión de algún autor consagrado que aporta su particular visión, permite a sus creadores romper las ataduras de las series principales dotándolos de una mayor libertad creativa. Sin ir más lejos, a esta misma web nos hemos reencontrado recientemente con el terror gracias a las obras publicadas en el sello Hill House Comics bajo la batuta de Joe Hill, que ha sabido trasladar lo más primario del género a las sensibilidades e inquietudes de los lectores contemporáneos.

 

Otro de estos sellos independientes, en esta ocasión dirigido por el polifacético Gerard Way (My Chemical Romance, Doom Patrol, The Umbrella Academy, The True Lives Of The Fabulous Killjoys…) es el más superheroico DC’s Young Animal, con un planteamiento similar al de Hill, pero más enfocado en realizar una aproximación más adulta y experimental de personajes, lugares y mitologías del Universo DC.

 

La última miniserie nacida bajo el paraguas de Way y su Young Animal en llegar a nuestras librerías ha sido Sector Lejano, que de la mano del talento creativo de N. K. Jemisin y Jamal Campbell nos va a llevar a los confines del universo conocido hasta la Ciudad Duradera, donde tres especies tan improbables como diferentes entre sí (los nah, los @At y los keh-Topli) conviven en un difícil equilibrio basado en un Regulador de Emociones que se implanta en todos los recién nacidos y que, como su propio nombre indica, les impide experimentar cualquier tipo de emoción.

 

Gracias a este dispositivo, se ha conseguido extinguir cualquier tipo de crimen violento de la sociedad… hasta ahora. Como no podía ser de otra manera, este equilibrio, tan artificial como precario, no podía durar eternamente y empieza a resquebrajarse cuando un buen día la megalópolis espacial asiste atónita a un brutal asesinato, el primero en más de 500 años. La encargada de lidiar con esta situación será la Green Lantern de origen terrestre Sojourner “Jo” Mullein quien, armada con un anillo de poder especial capaz de recargarse autónomamente sin necesidad de batería, se verá sumergida en una investigación mucho más profunda y compleja de lo que en un primer momento parecía y en la que se pondrá en juego la existencia misma de la propia Ciudad Duradera…

 

La ganadora, nada más y nada menos, de 4 premios Hugo, 4 premios Locus y un premio Nebula en su faceta como novelista, Nora K. Jemisin debuta en el mundo del cómic por todo lo alto con una obra que le ha valido la nominación a mejor serie limitada en los premios Eisner. Y es que la escritora norteamericana consigue, en apenas doce números, crear todo un mundo, con sus propias especies, particularidades, historia, política, mitología y reglas sociales en el que sitúa unos personajes complejos y multidimensionales y les plantea una aventura con una fuerte carga social, moral y reivindicativa en la que todavía podemos escuchar los ecos, no tan lejanos, del Black Lives Matter.

 

En este sentido, no parece casual que el escogido para encargarse del dibujo, el color y las portadas haya sido el ilustrador, también de color, Jamal Campbell que, además de su innegable talento aporta también su veteranía y un envidiable sentido del ritmo a la narración a través de la composición. El artista canadiense recoge el guante lanzado por Jemisin y da forma y desarrolla, de forma sobresaliente, todo el universo de Ciudad Duradera.

 

La cuidada edición que nos trae ECC Ediciones contiene los doce números en los que se publicó originalmente esta serie limitada en un único volumen en tapa dura de 312 páginas, acompañados por una colección de portadas alternativas, bocetos, diseños de personajes y una pequeña entrevista con los autores. Además, se incluye también una interesante introducción a cargo de Gerard Way, máximo responsable de DC’s Young Animal.


Sector lejano se ha convertido por derecho propio en una lectura imprescindible, en especial para cualquier amante de la ciencia ficción o para todos aquellos que, como yo, estábamos esperando una obra del universo Green Lantern con la que, por fin, poder conectar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.