Reseña: Daphne Byrne (Laura Marks, Kelley Jones)

El lanzamiento en España hace ya unos pocos meses del excelente Un cesto lleno de cabezas (Joe Hill, Leomacs) supuso el pistoletazo de salida para la publicación del resto de las obras del sello Hill House Comics dentro de la línea DC Black Label de la editorial DC Comics, que bajo la estrecha supervisión de Joe Hill pretendía convertirse en el referente del cómic de terror contemporáneo para los lectores del siglo XXI, aportando frescura y cotidianeidad como señas de identidad propias.

Desde entonces, hemos podido disfrutar de otros títulos como La familia de la casa de muñecas (M.R. Carey, Peter Gross, Vince Locke) o En lo profundo del bosque (Carmen María Machado, Dani) que abordaban el terror y lo fantástico desde diferentes momentos y puntos de vista. Daphne Byrne, el título que hoy viene de visita a la reserva, va un poco más allá y se adentra en el terror más sobrenatural, aquel que reside en lo más oscuro del inframundo alejado del entendimiento humano y cuyo alcance no tiene límites.

Como ya suciediese con En lo profundo del bosque, Joe Hill se la juega dejando el guión de de Daphne Byrne en manos de Laura Marks, una escritora con dilatada y laureada experiencia en otros medios como teatro (Mine, Bethany) y televisión (The Good Fight, Ray Donovan, The Expanse), pero debutante en el noveno arte. 

Marks nos lleva a la Nueva York de finales del siglo XIX y nos presenta a Daphne, una joven consumida por la rabia ante la reciente muerte de su padre que se ve obligada a lidiar de la mejor manera que puede con su nueva situación, tanto en su hogar como en la escuela, pero especialmente con su madre, que ha caído bajo la influencia de un grupo ocultista y su falsa promesa de contactar con su difunto esposo en el más allá.

Sin embargo, al mismo tiempo que intenta desmontar la elaborada estafa alrededor de su madre, Daphne experimenta por ella misma un genuino encuentro sobrenatural a través de una extraña presencia ligada a ella y que le acompaña en todo momento. Alguien siniestro, seductor, sádico y oscuro… pero al mismo tiempo terriblemente familiar, tanto que se hace llamar Hermano. Tras el dulce subidón de disfrutar del poder de Hermano como si fuese suyo, las preguntas se acumularán en la mente de Daphne: ¿Cuáles son las intenciones de Hermano? ¿Quién está controlando a quién? ¿Sería capaz de detenerle? Y más importante todavía… ¿Realmente querría hacerlo aún sabiendo el mal que puede causar? Todo un viaje al lado oscuro que sin duda cambiará la vida de la protagonista y no nos dejará indiferentes.

Aunque Marks se muestra muy solvente a la hora de crear una atmósfera y unos personajes tridimensionales y creíbles, en determinados momentos se nota su falta de experiencia en el mundo del cómic con una narración un tanto plana – aunque correcta, no aprovecha todas las posibilidades del medio – y algunos problemas de ritmo. Ahí es donde entra la veteranía de Kelley Jones (Sandman, Batman, …) para tapar esas pequeñas lagunas y dar vida a todo ese imaginario a través de un dibujo que siempre sabe estar en el registro correcto, en especial en el tratamiento de las sombras y todo lo que en ellas se oculta. El trabajo de Jones, apuntalado por el color de Michelle Madsen (mención especial al tratamiento de la luz artificial de la época) terminan de redondear una obra que, si bien no es perfecta, sí termina resultando una notable historia de género.

La cuidada edición que nos trae ECC Ediciones contiene los seis números en los que se publicó originalmente la serie en un único volumen en tapa dura de 160 páginas, así como las sobrecogedoras portadas originales de Piotr Jablonski y Sam Wolfe Connelly, una serie de portadas alternativas de distintos artistas, bocetos y diseños de personajes de Kelley Jones y unas pequeñas pero interesantes entrevistas con los autores en las que podemos encontrar interesantes datos sobre el proceso de creación. Como ya sucedía en las otras obras de Hill House Comics publicadas anteriormente, esta edición tampoco incluye las historias cortas de Sea Dogs que sí acompañaban a todos los números en su edición original americana, que serán compiladas de forma integral próximamente por ECC en un único tomo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *