Reseña: Las caprichosas maldiciones de Sôichi (Junji Ito)

Qué me gusta a mí un manga de Junji Ito, lo sabe Dios. El maestro del terror nipón vuelve por todo lo alto con este pedazo de tomo recopilatorio de más de medio millar de páginas, que incluye los dos volúmenes de «Soichi», y que consta de los siguientes capítulos, que en realidad son mini relatos, que dicho sea de paso es como mejor funcionan las historias de Ito, sólo que en este caso tienen a un personaje como hilo conductor:

  • Unas vacaciones divertidas de verano.
  • Unas vacaciones divertidas de invierno.
  • El entretenido diario de Sôichi.
  • Visita a casa de Sicôhi.
  • El profesor de trapo.
  • El cumpleaños de Sôichi.
  • Las caprichosas maldiciones de Sôichi.
  • La habitación de paredes cuádruples.
  • El ataúd.
  • Rumores.
  • Fashion Model.
  • El misterio de la casa embrujada.
  • El frente de Sôichi.
  • La adorable mascota de Sôichi.

Sinópsis: «Sôichi es el escalofriante hijo de la familia Tsuji. Mientras juguetea con clavos en su boca, va provocando incidentes misteriosos con sus terroríficas maldiciones. En su espeluznante mundo, plagado de las crueldades más insospechadas y la obsesión por los muñecos vudú, hasta el gesto más pequeño puede tener terribles consecuencias. ¡Cualquier precaución es poca si Sôichi está cerca!»

Qué os voy a decir. Me ha encantado esta recopilación, y me ha parecido brillante el personaje de Sôichi. Un ser repugnante que da más lástima y asco que miedo. Un niño con ideas muy turbias y una obsesión enfermiza por los clavos, que se dedica a acumular en su boca, y por los muñecos, de vudú, pero también marionetas, y otras variantes no tan infantiles… Poco a poco iremos conociendo a este personaje nauseabundo que nos va a poner muy nervioso, porque el autor juega constantemente con la forma en la que lo vemos, y no sabemos hasta qué punto puede llegar a ser mortal o no, al menos en los primeros números.

Las caprichosas maldiciones de Sôichi, título del tomo y además de uno de los capítulos, nos cuenta historias familiares y cotidianas, pero también se adentra en el tema de monstruos espeluznantes, e incluso de algún que otro terror lovecraftiano, pero siempre (o casi), girando en torno a la manipulación y el control que tiene el «bueno» de Sôichi a través de sus muñecos y sus clavos.

Me han gustado especialmente los capítulos «El misterio de la casa embrujada» y «El frente de Soichi» por su monstruosidad, donde el autor está comodísimo. Aunque también me han fascinado e inquietado los dos primeros capítulos, en parte por no saber nada todavía de qué va esto, pero también por esa cotidianidad japonesa rural que tanto me gusta. Y no me puedo olvidar de «Fashion Model», un capítulo desconcertante y sorprendente. Pero la verdad es que no hay capítulo malo, y cada uno tiene su encanto. Al menos para mí, como gran fan del autor.

En definitiva, otro indispensable de Junji Ito que ECC nos trae con edición formato rústica flexibook, que consta de 544 páginas en blanco y negro, y que os recomiendo encarecidamente a todos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.