Reseña: Ultralazer #2. Rok (Pauline Giraud, Maxence Henry e Yvan Duque)

El anterior volumen de Ultralazer nos dejó un inmejorable sabor de boca. La fusión de elementos propios del BD con algunas de las señas de identidad del shonen manga se reveló como todo un triunfo del que esperábamos una continuación más pronto que tarde.

Y aquí tenemos la secuela de las aventuras de Horb y Bouko, en una nueva peripecia que los lleva junto a sus amigos al planeta desértico Rok, también bajo el yugo de los buzardos. Así pues, se revela el destino de uno de los personajes, y seguimos a nuestros héroes en su entrenamiento para dominar sus recién descubiertos poderes, y de paso organizar la rebelión que procede en estos casos.

En este segundo número, el ritmo agradece y mucho que no haya que andar presentando personajes y contexto, porque va al grano mucho más rápido y se siente como una historia mucho más directa y mejor dosificada que la que pudimos disfrutar en el anterior. Los personajes, nuevos y conocidos, tienen su momento para brillar y la combinación entre comedia y drama está perfectamente equilibrada. El único problema que podemos ponerle a este excelente tebeo es que termina en un cliffhanger de los que te matan y te destrozan las uñas.

En el plano del dibujo, no sé qué más podemos decir que no se dijera ya en la reseña del tomo anterior. Es precioso, es colorido, es creativo y tiene todo el encanto que cabe esperar de una aventura espacial que nos descubre un nuevo mundo. Nunca pierde el famoso «sentido de la maravilla» y observa este nuevo escenario con la curiosidad de los mismos personajes.

«Ultralazer 2 – Rok» es un excelente ejemplo de como continuar una historia de orígenes y dejarnos con ganas de más. Toma los elementos ya existentes construyendo sobre ellos una nueva aventura, expande su mitología y nos prepara para lo qué puede estar por llegar. Hay pocas dudas con esto. Si os gustó la primera parte, el planeta Rok os está esperando. Y si no lo habéis leído, comprad ambos del tirón, porque difícilmente os va a decepcionar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.