Warhammer 40,000: Imperium, de Salvat. Fascículo #3

Ya estamos de vuelta con nueva entrega de WARHAMMER 40,000: IMPERIUM, ya sabéis, la fantástica colección de Salvat con la que vamos adentrarnos en este emblemático universo en el que sólo hay guerra. Tenía muchísimas ganas de ponerme con este fascículo, ya que salvo por el Teniente Primaris, sólo había pintado armaduras Phobos, y ya tocaba meterle mano a estas preciosas MKX Tacticus.


¿Qué incluye la tercera entrega?

  • 1 bote de pintura Citadel Macragge Blue.
  • 3 Intercesores de Asalto, las tropas de choque de primera línea de los Marines Espaciales.
  • Fascículo 3: Hojas de datos de los Intercesores de Asalto, trasfondo sobre Imperium Oscuro y Mundo Necrópolis, el relato “Asalto a Drakthyr”, instrucciones sobre cómo montar y pintar a nuestros Intercesores de Asalto (y al Teniente Primaris), y el Informe de misión de la partida “¡Contenedlos!”, en el que enfrentaremos a nuestros nuevos Marines Espaciales contra los tres Guerreros Necrones de la anterior entrega.

¿Y cómo nos han quedado estos tres expertos en el combate cuerpo a cuerpo?

El esquema utilizado es muy similar al del Teniente, es decir, imprimación gris como base, Contrast Black Templar al que esta vez le he aplicado un pelín de pincel seco gris, para rematar la faena con unas luces en los bordes que he hecho con pincel húmedo usando el mismo gris azulado que con el pincel seco.

El rojo usado para ojos, espada sierra astartes, bolter y adornos del tabardo, no es otro que Contrast Blood Angels Red iluminado con este mismo mezclado con blanco.

Las partes blancas, es decir, emblema del pecho, tabardo y hombreras, las he hecho con blanco mate, posteriormente “lavadas” con varias pasadas de marrón mezclado con negro MUY aguadas, y después un pelín de pincel seco blanco.

El marrón es Contrast Gore-Grunta Fur, iluminado con la misma técnica, usando este color mezclado con blanco.

Las partes metálicas de las armas, junta de las armaduras, etc, ya sabéis, Leadbelcher de base y tinta negra, o pintura negra diluida, lo mismo da.

Por último y no por ello menos importante, la peana, que al igual que os he comentado en anteriores artículos, usad gravilla y corcho (o pasta de papel), pegadlo con cola a vuestro gusto, imprimación negra, y a darle al pincel seco y los pigmentos, que también uso para ensuciar las partes de la miniatura más cercanas al suelo. Le da un toque gastado y realista que a mí por lo menos me encanta.

Y para terminar, un par de «briconsejos»:

  • Me encontré con un “problema”, y es que las hombreras vienen con el símbolo de Ultramar ESCULPIDO, y claro, yo no llevo Ultramarines sino Templarios Negros… Por lo que tenía dos opciones, la primera que no me convencía era limar, enmasillar y lijar, y la segunda por la que opté, tapar el símbolo por ejemplo con cadenas, o con sellos de pureza.
  • Algunos os preguntaréis de dónde salen esos tabardos tan bonitos que les he puesto a mis Templarios Negros y que no lo llevan las minis del fascículo. Pues bien, son de la marca Kromlech, y los podéis conseguir en prácticamente cualquier tienda especializada.

Espero que os haya gustado esta tercera entrega con la que yo por lo menos he disfrutado de lo lindo, y ojalá os animéis a adentraros en este fascinante mundo, que no deja de crecer.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.