Warhammer 40,000: Imperium, de Salvat. Fascículo #2

Volvemos a la carga con la segunda entrega de Warhammer 40,000: IMPERIUM, de Salvat, y en esta ocasión lo hacemos con los Necrones (mi principal ejército), como protagonistas. Recordemos que la gama de miniaturas de los Necrones fue renovada hace un par de años prácticamente por completo, con motivo del lanzamiento de la 9ª Edición y su espectacular caja Indomitus. Y lo cierto es que, te gusten más o menos estos Necrones, tienen una de las gamas de miniaturas más variadas y modernas (en el sentido de renovadas como os comento), que hay en todo Warhammer 40K. Así que es una opción excelente para empezar un ejército, que además es de los más fáciles de pintar, y todas las miniaturas que vamos a recibir con esta colección son de una calidad altísima. Al lío.


¿Qué incluye esta segunda entrega?

  • Un bonito pincel Citadel Starter Brush, de un tamaño que te vale igual para un roto que para un descosido.
  • 1 bote de pintura Citadel Runelord Brass, ideal como base para nuestros Necrones.
  • 3 Guerreros Necrones armados con rifles gauss. Soldados mecanoides descarnados listos para la batalla.
  • Fascículo 2: Hojas de datos de los Guerreros Necrones, trasfondo sobre la Dinastía Szarekhan y el Rey Silente, más trasfondo sobre los Ultramarines, instrucciones sobre cómo montar y cómo pintar los Guerreros Necrones (y el Guardia Real del primer fascículo), e instrucciones sobre la nueva partida de aprendizaje «Ruta de escape», en la que enfrentaremos a los tres Guerreros Necrones contra el Teniente Primaris, para liberar a unos Destructores.

A ver qué tal se nos da el pintado de estos tres guerreros curtidos en mil batallas.

Para pintar estos tres guerreros de metal viviente repletos de daños sufridos en mil batallas, vamos a utilizar una fórmula parecida a la que usamos con el Guardia Real, con una excepción importante, la imprimación en lugar de hacerla con spray metálico, la voy a hacer aplicando la pintura que incluye este fascículo, es decir, Runelord Brass. Posteriormente aplicamos un generoso lavado de Nuln Oil para llenar todos los recovecos, y una vez este seco, un poco de pincel seco con el color metálico Leadbelcher. Ya veréis qué buen resultado. Después, si queréis hacer algunas partes del cuerpo como antebrazos o muslos, por ejemplo, de otro tono, aplicamos Cryptek Armorshade diluido (aunque esto es al gusto).

Para las hombreras Kabalite Green diluido, y para el rifle gauss, Contrast Black Templar con unas líneas de gris en los bordes para darle volumen. El verde tanto de los Necrones (cables, ojos, etc), como del rifle, todo con Contrast Warp Lightning posteriormente iluminado con el propio color aclarado con un pelín de blanco. Y por último, y no por ello menos importante, la peana. Mismo truco que con el Guardia Real de la anterior entrega: pegar con cola la gravilla + trozo de pasta de papel (o corcho), imprimación marrón cuero, pincel seco el propio marrón con blanco, y c’est fini. Tengo pensado comprar unos hierbajos de color verde y azul para añadir a estas peanas, que creo que le van a venir de fábula. Ya os iré informando…


Espero que os haya gustado esta segunda entrega. Estoy deseando enseñaros la tercera, en la que voy a pintar tres imponentes Marines Espaciales Intercesores de Asalto a los que le tengo especiales ganas. ¡Nos leemos pronto!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.