Warhammer 40,000: Imperium, de Salvat. Fascículo #1

Hace unas semanas llegó a los quioscos de nuestro país la nueva colección oficial de Warhammer 40,000: Imperium de la mano de Salvat, bajo una premisa bien clara: Colecciona, lee, monta, pinta y juega.

Como bien sabéis los que me conocéis, soy un gran aficionado al universo de Warhammer 40K, y gracias a la colaboración que hemos conseguido con Salvat vamos a poder traeros a nuestra web artículos, comentando el contenido de cada entrega, y mostrandoos en fotos todo lo que podemos conseguir montando y pintando las espectaculares miniaturas que incluye esta fantástica colección en la que iremos descubriendo la historia, las batallas y los héroes épicos del 41er Milenio, construyendo semana a semana nuestro propio ejército Imperial conformado por tropas de Marines Espaciales, Adepta Sororitas y Adeptus Mechanicus, y otro ejército de Necrones.


¿Qué incluye esta primera entrega?

  • Un pequeño tablero de dos caras, una de ellas para jugar “en casa” de las fuerzas imperiales, y la otra de los necrones.
  • Una regla de 12 pulgadas adornada con motivos necrones.
  • 6 dados de 6 caras.
  • Un Teniente Primaris de los Marines Espaciales: Cuenta con pistola neovolkite, escudo de tormenta, heráldica personalizada y sellos de pureza, insignias de casco y espada de energía artesanal. Un imponente Guardahojas Veterano.
  • Un Guardia Real Necrón: Armado con un bláster gauss reliquia, nodos de mando, y ataviado con adornos de noble, ankh de la triarca, panoplia dinástica. Todo un comandante noble.
  • Un espectacular póster con la ilustración de Indomitus, que enfrenta a un Teniente Primaris contra un Señor Supremo Necrón.
  • Fascículo 1: Hojas de datos de los personajes (Teniente Primaris y Guardia Real Necrón), itroducción a los Marines Espaciales y a los letales Necrones, cómo montar y pintar las dos miniaturas, y una introducción al juego para aprender a llevar a cabo nuestras primeras partidas. Además, algo de trasfondo sobre el Grupo Especial Imperial liderado por los Ultramarines, el de los Szarekhanos que llevan a cabo la Invasión de Ramasus, y la primera batalla de Megaria que enfrenta a la Falange Szarekhana contra la Punta de Lanza del Cuerpo especial XV. Todas estas hojas debidamente perforadas en su extremo izquierdo para poder ser archivadas.
  • Y por último, folletos con información de la colección, con ofertas, suscripciones, puntos de venta, etc.

Y todo esto por 1,99€…


Y ahora al lío, a ver cómo nos han quedado las minis.

Vamos con el Guardia Real. La verdad es que los Necrones son una de las facciones que con menos, más puedes conseguir, en el sentido de resultados de pintura. Imprimación metálica en spray, lavado con Nuln Oil, y pincel seco de Boltgun Metal con un toque de plata, son la base de todos mis Necrones. A los adornos de noble (capa) y la pieza del pecho (lo que vendrían a ser las costillas), les he dado un lavado con Cryptek Armorshade Gloss un pelín diluido. A los nodos de mando (hombreras), ankh de la triarca (adorno del pecho), y panoplia dinástica línea del casco, les he dado un toque de Kabalite Green MUY diluido, y el arma va entera con pinturas Contrast, Black Templar y Warp Lightning. Este último también lo he usado para los ojos. Al verde conviene conviene darle un poquito de luz para conseguir volumen. Y para terminar, la peana la he creado pegando con cola gravilla (la puedes encontrar en cualquier parque u obra), un trozo de panel de corcho, y un adorno de los Ángeles Oscuros que tenía suelto en mi cajita de «restos». La tierra va en marrón cuero con pincel seco blanco, y el ángel con negro y pincel seco gris.

Para el Teniente Primaris he optado por el esquema de colores del capítulo que colecciono, Templarios Negros. He usado una imprimación gris como base, seguida de Contrast Black Templar, al que le he aplicado unas luces posteriormente, según en qué zona con pincel seco y otras húmedo, ambas usando un gris azulado. Los detalles en rojo y marrón también son de pituras Citadel Contrast, Blood Angels Red y Gore-Grunta Fur respectivamente, ambos iluminados con colores similares mezclados con blanco. Para el dorado he probado una nueva fórmula, una base de Kabalite Green, después un par de pasadas de pincel seco con oro, y un último toque de algún lavado que envejezca ese oro, por ejemplo Cryptek Armourshade. La verdad es que estoy muy contento con el resultado, y estoy deseando utilizarlo en superficies más grandes, como una armadura completa… Para el tabardo, sellos de pureza, hombrera, y en definitiva todo lo que es blanco, una base de blanco mate, y varios lavados de negro, marrón, marrón mezclado con negro, al gusto, pero todo muy diluido, y por último un pelín de pincel seco blanco sin pasarnos, la idea es que parezca gastado. Las partes metálicas un clásico, Leadbelcher de base, tinta negra para llenar esos recobecos, y pincel seco metal de nuevo. Por último, la peana tiene gravilla que he pegado con cola junto a unas placas que he hecho con pasta de papel. Imprimación negra, pincel seco gris para las losas, pigmento diluido para la gravilla, y por último pigmento en polvo para darle ese toque de suciedad que tanto me gusta. ¿Qué tal?


Espero que os haya gustado esta primera entrega. Yo lo he pasado muy bien leyendo, aprendiendo, montando y pintando, pero sobre todo contándoos cómo lo he hecho. Estoy deseando tener entre mis manos el siguiente fascículo para volver a enseñaros todo lo que nos trae Salvat.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.