Reseña: Fairy Tail Integral #23 (Hiro Mashima), de Salvat

Llega para acabar el año el vigésimo tercer tomo de Fairy Tail Integral y con él el cierre de una de las sagas más largas de la serie, y una de las más celebradas también.

Abre este tomo con el final de los Grandes Juegos Mágicos. Tras casi 6 tomos y 82 capítulos, damos carpetazo a un arco que ha tenido el retorno de nuestros magos favoritos tras un time skip de 7 años, un torneo que poco tiene que envidiarle a otros shonen contemporáneos, fan service por un tubo e incluso viajeros temporales.

Pero dura poco la alegría en casa del pobre y la calma en el reino de Fiore, porque tras el obligatorio capítulo de baños termales bien repletito de fan service, entramos de lleno y con pocos preámbulos en la siguiente misión para el gremio.

Y es que uno de los más altos rango de los Magos Santos requiere a Natsu y Gray para una misión que puede parecer trivial a primera vista pero que, como viene siendo habitual en este manga, esconde mucho más de lo que parece.

En el terreno del dibujo, tenemos poca variación entre este tomo y el anterior. El estilo de Mashima está más que asentado y todas sus señas de identidad están más que definidas a estas alturas. Te gustará o no, pero no se puede negar su encanto y su capacidad para regalarnos estampas de lo más espectacular.

En el apartado de los extras, he de decir que la historieta Fairy Woman que incluye este tomo no es de las que más me han gustado, y eso que está centrado en Elsa Scarlet, uno de mis personajes preferidos. Sin embargo, los bocetos de páginas y de personajes siempre se agradecen y disfrutan muchísimo.

Todo esto por solamente 12,95€ en vuestro kiosko mas cercano, cortesía de Salvat.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *