Reseña: Dragon Quest. Novelas I-II-III (Hideo Takayashiki y Mutsumi Inomata)

Por fortuna, hace mucho ya que Dragon Quest dejó de ser un desconocido entre el mercado occidental, sobre todo el europeo, que hasta la llegada de la octava entrega para PS2 no pudo disfrutar de estos tradicionales JRPGS. Pero hasta entonces, hablar de Dragon Quest era hablar de una saga que jamás había tenido un gran éxito en el mercado americano ni europeo y que, en estos lares, miraban de refilón y con envidia a Final Fantasy, la obra de Squaresoft que no precisa presentaciones. Por ello no es raro que a día de hoy no seamos muchos los que hayamos jugados las tres primeras entregas, que originariamente no llegaron a nuestro mercado.

Por eso es buena noticia que nos haya llegado este estupendo pack con las novelizaciones de dichas entregas de Dragon Quest, la saga que puso sobre el mapa a la excelente compañía Enix. Es decir, alrededor de 900 páginas que desgranan con precisión los argumentos de aquellos vidoejuegos que supusieron en inicio de una saga que a día de hoy sigue gozando de una excelente salud.

Aquí, como no podía ser de otra manera, viajaremos hasta Alefgrado, un reino donde seguiremos los pasos de los descendientes de Roto, quienes deberán luchar con la encarnación del mal, Draconarius (sí, me remito aquí únicamente a la primera novela para que spoilear a los lectores), para tratar de traer de nuevo la paz y la luz a sus tierras. Por supuesto, deberán vérselas contra los grandes generales del inframundo, que acompañan al gran señor del mal en su búsqueda de la destrucción absoluta. En definitiva, una gran epopeya del bien contra el mal, como bien nos tiene acostumbrado esta saga.

Sorprende lo ágil y amena que resulta esta novelización que podría haber caído en una simple transcripción de lo acontecido en el juego, pero sabe imprimirle un buen ritmo para atrapar a aquellos que quizás sean más amigos de la fantasía que de la saga. Eso sí, quienes más disfrutarán de estas tres novelas son los asiduos a la saga creada por Yuji Horii: los enemigos, personajes, ataques, magias… todo ello remite, como no podía ser de otra manera, a las raíces videojueguiles de la obra. Ello no quiere decir que aquellos ajenos a los videojuegos no vayan a disfrutarlo, al contrario, Hideo Takayashiki realiza un gran esfuerzo por atraer a todo un amplio público a sus novelizaciones. Además, estas tres novelas vienen con ilustraciones de Mutsumi Inomata a toda página, quien realiza un estupendo trabajo recuperando el estilo reconocible de la saga y que puntúan los momentos más memorables.

Así pues, este pack editado con gran mimo por Planeta Cómic que noveliza los tres primeros videojuegos de la reconocida saga Dragon Quest es una grata noticia para quienes quieran descubrir o recuperar las sensaciones de aquellas geniales obras, especialmente para los amantes de los videojuegos y para el género fantástico más enfocado en el público juvenil.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *