Reseña: Los Perdedores Vol. 1 de 2 (Andy Diggle y Jock)

Una cosa os digo, si tenéis un amigo que os recomienda fervorosamente Los Perdedores, os toca hacer dos cosas. La primera, hacedle caso; las segunda, cuidadlo bien porque os quiere de verdad. Que es lo que me ha pasado a mí: desconocía la existencia de este espectacular cómic hasta que me lo recomendaron y me decidí a dar el salto. ¡Y vaya si ha valido la pena! Los Perdedores tiene todo lo mejor de aquellas mítica películas de acción de los 80s y los 90s: Arma letal, El último Boy Scout, etc.  Tiene una trama divertidísima, unos diálogos acerados, kilos y kilos de acción, unos personajes de lo más variopintos, un malo malísimo… Es imposible que con todos estos elementos podamos resistirnos a él.

Nuestros grupo protagonista fue dado por muerto por la Agencia: los Perdedores fueron borrados del mapa sin dejar huella. Uno de los mejores grupos de las Fuerzas Especiales pasó a la historia sin pena ni gloria. Pero la realidad es otra muy distinta: siguen vivos, pero el problema es que vieron algo que no debían y la propia Agencia mandó eliminarlos. Ahora les toca saldar cuentas, descubrir el motivo por el quisieron eliminarlos de la faz de la tierra y, sobre todo, quién decidió que debían desaparecer.

Estoy seguro de que este argumento os suena, que habéis visto alguna película similar o leído algún libro con el mismo argumento. Cierto. Pero también es cierto que Andy Diggle sabe cómo imprimirle un ritmo trepidante que no da ni un segundo para respirar; que el índice de giros argumentales por página es muy alto; que los miembros del grupo de Fuerzas Especiales Perdedores (Jensen, Pooch, Aisha, Clay, Cougar…) son tan estrafalarios como extrañamente entrañables; que… Bueno, en fin, que todo está perfectamente milimetrado para que no podamos cerrar el libro sin haber leído hasta la última viñeta.

Y parte de la culpa la tiene no sólo Andy Diggle, sino Jock: el dibujante es capaz de crear una ambientación a medio caballo entre el noir más oscuro y la película de acción repleta de estallidos y mil peripecias. Consigue darle un tono único y especial a algo que creíamos haber visto mil veces pero que el consigue, con su trazado y la utilización del color (obra de Lee Loughridge), darle un toque especial y espectacular.

Los Perdedores es una apuesta segura para los amantes de los cómics de acción que miman con especial atención a sus personajes y a su trama de espionaje internacional. Además, esta edición de ECC, que cuenta con los doce primeros números, viene cargada con material adiciona para que podamos observar el proceso creativo de esta obra. Así que, ¿a qué estáis esperando?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.