Reseña: We Live 1. El día de la extinción (Los hermanos Miranda)

Planeta Cómic nos trae este cómic del que no conocía nada, pero como soy un amante de la ambientación postapocalíptica y muchas veces me dejo llevar por las portadas, pues me lancé a él como una hiena a los restos de la presa de otro carnívoro de mayor tamaño.

We Live 1. El día de la extinción es un primer volumen espectacular, que nos empieza a contar la historia de un grupo de niños cuyo objetivo es llegar a tiempo a una baliza de escape llamada Madre Megalopolis 9, antes de que nuestro planeta explote en mil pedazos. Estamos en el año 2084, y la Tierra se ha convertido en un planeta inhabitable. Hay monstruos, no hay recursos, y por si esto fuera poco, ha comenzado una cuenta atrás para que el planeta desaparezca de la creación. El protagonista es Hototo, uno de los elegidos para poder salir de la Tierra, por los mismos que han sentenciado esta, para tener una nueva oportunidad en otro sitio, si su hermana consigue llevarlo a su destino. El viaje no será fácil, ya que el ya de por sí inhóspito planeta, está plagado de peligros inimaginables, y enemigos tan temibles como el destino que correo el resto de la humanidad, los no elegidos. Por suerte (o por desgracia), nuestros amigos no estarán solos, y conocerán a más personajes con los que vivirán, ya os avisamos, aventuras bastante duras.

Lo que (entiendo) nos cuentan los hermanos Miranda (Iñaki y Roy) en We Live ha calado en mí. ¿Para qué os voy a engañar? El mensaje ecologista me llega, y me hace recapacitar sobre si algún día nos veremos (nosotros, la humanidad), en una situación parecida. Huyendo de un planeta que se va a la mierda. La historia es dura, pero es bonita, y los personajes están fenomenalmente escritos. Por otro lado, el dibujo de Iñaki es toda una delicia, y el color de Eva de La Cruz no le podía sentar mejor a esta gran obra.

Este primer tomo de We Live consta de 168 páginas a todo color con tapa dura, y la guinda del pastel a este fantástico cómic, es una colección de portadas, bocetos, anotaciones, material extra, y una pedazo de entrevista que mi amigo Alain Villacorta le hace a los artistas responsables de esta obra a modo de epílogo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.