Reseña: Mundo de Krypton (Robert Venditti)

Los orígenes de los superhéroes, bueno y de cualquier personaje carismático, siempre han sido caldo de cultivo para escribir grandes historias. Algunas mejores y otras peores siempre han servido para saciar la sed de información del lector fan que tras devorar las primeras aventuras de este u otro personaje necesita saber el como, el cuando y el motivo que empujan a una persona a pasar de ser ese ciudadano anónimo y anodino a convertirse en un hombre extraordinario. Esta el adinerado hombre de negocios que busca la venganza por el asesinato de sus padres, el científico al que le cae un rayo o el huérfano de buen corazón al que le otorgan los dones de los dioses del olimpo y así con todos los supers.

Un alienígena enviado por sus padres a la Tierra cuando era un bebé en una pequeña nave espacial momentos antes de que Krypton fuera destruido en un cataclismo natural. Estas líneas resumen el origen del primer superhéroe moderno y han sido desarrolladas en varias ocasiones, dos en comics en la década de los 70 y 80 y la que nos dejaron entre ver en la película de Richard Donner. En todos ellos se abordaba el final del planeta según los canones «catastrofistas» de la época, normalmente asociados a cataclismos cósmicos.

Ahora DC vuelve a sumergirnos , bueno lo hizo en 2021, en los últimos días de Krypton en una nueva miniserie guionizada por Robert Venditti. Durante los seis números que dura seremos participes del declive del planeta, como los más estudiosos de Krypton comienzan a ver los primeros síntomas de un mundo agotado, como sus científicos intentan averiguar que esta ocurriendo mientras la sociedad esa ajena a todo lo que ocurre anestesiada por una cultura de autocomplacencia adquirida tras cientos de años prosperidad. Por supuesto una vez descubierta la causa ya es demasiado tarde para actuar y cualquier solución posible no es sino un parche para un colapso planetario que a estas alturas es inevitable. Protagonistas de toda esta trama son, como no podía ser de otra forma, las distintas familias que forman el consejo de Krypton. Por supuesto una de ellas será la familia de El con Jor-el y Lara Lor-Van, padres de Superman, que intentarán buscar una solución al problema y planes alternativos que garanticen la supervivencia kryptoniana, incluyendo experimentos fallidos como la zona fantasma, pero también veremos otras castas familiares como los Zod que piensan que para aplicar las medidas necesarias para la salvación de la población es inevitable usar la ley marcial con sus ciudadanos.

Como ya podéis entrever si en los 70 y 80 el miedo a una destrucción mediante una catástrofe de proporciones planetarias es sustituido por la creciente preocupación del cambio climático creando unos paralelismos entre Krypton y La Tierra que no son para nada sutiles. Muchos de los primeros indicios que comenzaban a evidenciar el colapso de Krypton son los mismo que estamos viviendo en nuestros días como son la extinción de algunas especies de insectos y de como esos pequeños cambios terminan derivando en un desequilibrio total en el medio ambiente. Nuestra sociedad, más pendiente de los likes de nuestra ultima publicación en instagram o de exponer quien nos ha pinchado nuestra fina y delicada piel, es fiel reflejo que nos devuelve el espejo donde se mira la sociedad Kryptoniana..

Al dibujo de esta serie se encuentra Michael Avon Oeming que dota a toda la historia un diseño cartoon que personalmente pienso no termina de casar con una historia que toca temas tan, supuestamente, graves como la extinción planetaria. Pero dicho eso es un dibujo lleno de color y que dota de mucho dinamismo y energía el guion, quizás, mas del que necesita.

El Mundo de Krypton viene editado en un pequeño tomo, en tapa dura, de apenas 150 paginas que esta a la venta por apenas 19 euros y te vas a leer tan ricamente en una tarde.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *