Reseña: Morder la manzana (Raquel Riba Rossy, Leticia Dolera)

La escena recogida en la ilustración me resulta terriblemente familiar. Tan familiar, como que se repite prácticamente cada vez que salimos de terraceo y pedimos las habituales cerveza y cocacola zero.

¿Por qué solemos asumir que la cerveza es cosa de hombres y el refresco sin azúcar tiene que ser para la mujer? Esta situación, casi anecdótica al lado de otros grandes temas que también se desarrollan en el libro, refleja una de las muchas escenas cotidianas que nos muestran que todavía nos queda, como sociedad, mucho camino que recorrer para alcanzar la igualdad real y que ese camino tiene que pasar por el feminismo.

Descubrí a Raquel Riba Rossy hace unos años, cuando una compañera de máster nos llamó la atención sobre una heroína moderna que luchaba, siempre desde una perspectiva de género, por un mundo mejor armada únicamente con una afilada katana… y una lengua más afilada todavía. Esta sarcástica heroína era Lola Vendetta, que tras cuatro libros ya publicados se ha convertido por derecho propio en todo un icono del feminismo actual.

Mi siguiente encuentro con la ilustradora catalana fue aquí mismo, en este blog, como una de las artistas participantes de la antología de relatos con voz femenina Voces que cuentan, prestando sus lápices para dar forma a una pequeña historia titulada Más Mujer extraída directamente de las páginas del libro que poco tiempo antes había publicado la conocida actriz, guionista y directora Leticia Dolera, Morder la Manzana.

Lo cierto es que Planeta Cómic lleva ya bastante tiempo apostando por adaptar al mundo del cómic algunas de las obras más representativas del panorama literario, tanto internacional (Buenos días, tristeza) como nacional (La ciudad de los prodigios, La trilogía del Baztán, Patria…), así que no es de extrañar que hayan querido ir un paso más allá y saltar al campo de la no ficción con Morder la Manzana.

Desconozco si la publicación de Más Mujer en Voces que cuentan fue algo casual, un feliz punto de encuentro entre ambas autoras que finalmente desembocaría en algo más grande, o si para entonces ya estaba en marcha la adaptación al cómic de la obra de Dolera y su inclusión en la colección de relatos fue más bien una pequeña piedra de toque para testear su funcionamiento en el mercado. En cualquiera de los dos casos, el hecho es que la adaptación completa de la obra ya está aquí, justo a tiempo para sumarse a la celebración del 8 de marzo. 

El cómic realiza una adaptación completa del libro homónimo, sin dejarse nada por el camino, aprovechando con maestría las posibilidades y la flexibilidad que el medio del cómic le permiten. En este sentido, Riba Rossy utiliza un amplio abanico de recursos narrativos, técnicos y formales (viñetas secuenciales tradicionales, representación gráfica de conceptos, textos con ilustraciones complementarias, …) para ilustrar la voz de Dolera de una forma ágil y tremendamente didáctica y accesible.Morder la Manzana nos muestra, en primera persona y de una manera personalísima, por qué Leticia Dolera es feminista y, sobre todo, por qué todos deberíamos serlo. Para ello se apoya en una serie de vivencias personales, sin maquillaje y siendo consciente de sus propias contradicciones, y las intercala con un interesante repaso a la historia del feminismo, sus figuras más relevantes y sus principales tesis, todo ello de forma bien documentada y estructurada.

Como ya es habitual, Planeta Cómic nos presenta esta adaptación en una cuidada edición de 264 páginas en tapa dura y papel de alto gramaje que incluye también una introducción a cargo de las autoras así como un apéndice con una pequeña biografía de ambas así como toda la bibliografía / filmografía citada en la obra para que, si nos ha interesado lo que hemos leído (que lo hará), podamos seguir profundizando en las raíces del feminismo. Si es un tema que te interesa, no te lo pienses y hazte con él. Lo disfrutarás. Si por el contrario eres de los que creen que el feminismo no va contigo… seguramente, y con más razón todavía, deberías leerlo también. A lo mejor te cambia la vida.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.