Reseña: Head Lopper 4. El Cortacabezas y la escalera de Mulgrid (Andrew MacLean y Jordie Bellaire)

Hace ya unos cuantos años que me leí el primer tomo de Head Lopper, y la sorpresa fue mayúscula cuando descubrí una historia de espada y brujería con un héroe casi invencible (Norgal), acompañado únicamente por la cabeza parlante de una bruja (Agatha), que recorría un mundo fascinante repleto de todo tipo criaturas a las que cortarles sus cabeza, y riquezas que obtener.

En Head Lopper 4. El Cortacabezas y la escalera de Mulgrid, Norgal y Agatha ya no están solos, y en esta nueva aventura tendrán que encontrar la escalera invisible donde les espera Mulgrid el Omniscente. Pero lograr este objetivo no será fácil, y por el camino a nuestros «héroes» les encomendarán otras tareas, que comenzarán con la búsqueda de unos valiosos objetos fundamentales para una civilización al borde de la extinción, que les llevarán a combatir contra una mortífera gorgona, o espeluznantes arañas gigantes, entre otros monstruos. Y por si esto fuera poco, unos siniestros asesinos reptilianos que les pisan los talones tratarán de hacerlos fracasar… ¿Con éxito? Tendréis que leer el cómic para saberlo.

Con respecto al autor de la obra, hay que destacar una vez el trabajo de Andrew MacLean, del cual ya habíamos hablado por aquí cuando reseñamos otro cómic maravilloso como es ApocalyptiGirl: Un Aria para el fin de los tiempos. Y que se encarga del guión, rotulación, diseño, y por supuesto del dibujo, sencillo, casi infantil, pero repleto de detalles, y con una capacidad de creación de seres y mundos realmente envidiable, que además cuenta con la ayuda de Jordie Bellaire en labores de color.

Norma Editorial nos trae este comicazo que no podéis dejar escapar, en formato rústica, que consta de 216 páginas a todo color, que además contiene la galería de portadas, y unos cuantos bocetos. Huelga decir que es más que conveniente haberse leído los tres tomos anteriores, faltaría más.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.