Reseña: ApocalyptiGirl. Un Aria para el fin de los tiempos (Andrew MacLean)

Volvemos a la carga con Norma Editorial (a la cual echábamos de menos), y en esta ocasión os traigo ApocalyptiGirl. Un Aria para el fin de los tiempos, del mismo autor que Head Lopper (comicazo por cierto), Andrew MacLean.

Lo primero que me atrajo de este cómic es sin lugar a dudas el nombre del autor completo, ya que tantos sus dibujos, que nos recuerdan mucho a los de Hora de Aventuras versión adulta, como sus sencillas, pero a la vez crípticas historias, son muy de mi agrado.

A diferencia de Head Lopper, que era de corte medieval fantástico, en ApocalyptiGirl nos vamos a la ciencia ficción, a una ambientación totalmente distinta, a un futuro postapocalíptico donde se nos presenta un mundo que no tiene arreglo, lo cual no quita que podamos (sobre)vivir en él, y buscar un hogar. Y esta es la premisa principal del tebeo que os traigo.

Un mundo postapocalíptico por cierto, muy consistente, con ciudades devoradas por la naturaleza, la civilización dividida entre dos tribus, los barbas grises y los rayas azules, además de caníbales. Todo es extremadamente hostil, y será imprescindible encontrar recursos durante el día y esconderse por la noche, algo en lo que Aria es experta, acompañada de su gato Gominola con el que recorren las calles de una gran ciudad, que antaño fue el epicentro del cataclismo del mundo provocado por el hombre. No se sabe mucho de esto (ni falta que hace), más allá de la aparición de un artefacto súper poderoso conocido como “El fotón”, una fuente inagotable de energía que fue usada como arma, lo que llevó al colapso de la humanidad, provocando la aparición de algo llamado los lagos sagrados, y un extraño y mortífero fenómeno al que nuestra heroína denomina “lágrimas del sol”. Pues bien, en este “idílico” panorama, Aria tratará de buscarse la vida para volver a poner en marcha a un antiguo gólem, ahora corroído por el oxido y la maleza. Pero, ¿para qué? Ya lo veremos. El caso es que con la aparición de un joven raya azul, la cosa no tardará en arrancar y complicarse, hasta llegar a un final sorprendente, y hasta aquí puedo leer.

ApocalyptiGirl. Un Aria para el fin de los tiempos, seguramente no sea el cómic del año, pero es una historia que engancha, que te lees de una sentada, y un tebeo con el que disfrutas un montón, sobre todo por su gran dibujo. Si os mola lo que os he contado, no lo dudéis, un muy buen cómic.

Este tomo único tiene tapas duras cartoné, 136 páginas a todo color, y como extras incluye bocetos y notas del autor.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.