Reseña: Nightwing: Hijo prodigo (Kyle Higgins)

Me parece que, si todo va según lo previsto, voy a tener el honor de escribir la ultima reseña que se publica este año en Reservademana.com y voy hacerlo con uno de los héroes, que sin ser de mis favoritos, si que esta en esa melé superheroica de la que continuamente pujan por estar en mi, siempre variable y apretado, «top five». Nightwing es ese tipo de personaje que a todos nos gusta ver en cualquier obra de ficción. Una luz brillante que nace a la sombra de una gran estrella. Un héroe hecho a si mismo, que cansado de ser el eterno aprendiz decide dar un paso al frente y asumir un papel más protagonista. Me gusta verlo como una extraña versión comiquera del paso de la adolescencia a la madurez y como tal este personaje encarna todas las virtudes de la adolescencia como el ímpetu, la agresividad o la determinación pero donde ya aparecen los tintes de la responsabilidad del que ya empieza a ser consciente de que los jueves ya no son los nuevos viernes.

Pero no estoy aquí para hacer una disertación del personaje, eso se lo dejo a «gente» más entendida. Los que ya me conocéis ya sabéis que no soy muy experto en estas lides y suelo hacer las reseñas de mis lecturas desde el punto de vista del lector más inexperto, y por que no decirlo, del lector más esporádico. Por eso precisamente creo que Hijo prodigo es una lectura más que recomenda para todos los que como yo solo «picotean» dentro del mundo de DC. Este gigantesco tomo es perfecto para acercase sin temor alguno a no conocer el personaje ya que sin ser un reboot si que se toma la molestia de hablar de los origines de Dick Grayson aka Nightwing. Kyle Higgins hace un exquisito trabajo a la hora de dejar claro el pasado y comienzo heroico del personaje sin tener que recurrir a contarlos de nuevo. Este enorme omnibook arranca con una premisa más que interesante, con un Nightwing ocupando de manera temporal el puesto de Batman en Gotham al que el pasado vuelve para, literalmente, «morderle el culo». Un arco muy interesante, el que más de todo el tomo, en el que se nos deja entre ver como era su vida antes de ser «Robin» y de como las decisiones del pasado siempre forman parte de nuestro presente y, sin duda alguna, nuestro futuro. Durante esta historia el autor usa los orígenes circenses de Dick para deconstruir de manera bastante potente al personaje y mostrar de una forma clara la psicología tras las acciones y la mascara de Nightwing. Es una lastima que no se estire más esta historia ya que el enemigo a batir, las conspiraciones y alianzas de este guion son muy interesantes y sin duda hubieran dado mucho más de sí. El resto de historias, pese a que continúan con el argumento rio que es este «viaje al centro de Nightwing» son mucho menos interesantes, tanto en trama como en personajes.

A esta impresión de ir más a menos tampoco ayuda la colección de dibujantes que se pasan por la colección. Eddy Barrows, Eduardo Pansica, Trevor McCarthy, Geraldo Borges y hasta 11 dibujantes más hacen que la mezcla de estilos sea inevitable y lo mismo pasa con el coloreado, hasta 12 entintadores están acreditados con lo que a la diferencia de estilos a la hora de dibujar personajes se le une la falta de un mismo punto de vista a la hora de crear atmosferas dentro de la obra. Con lo que cada grapa parece, directamente, ser algo único dentro de este tomo en lugar de formar parte de un todo. Hay a quien esta «melé de estilos» le gustará más pero es algo que a mi, de manera personalísima, me parece un error. Ya que evidentemente esta falta de cohesión grafica me expulsa irremediablemente de la historia. No digo que sea algo malo, si no que soy de esas personas que si se acostumbran a ver un diseño de personaje durante una serie grapas que de golpe se cambie el estilo del mismo, como lector, me deja «confundio».

Pero con todo, este Nightwing: Hijo Pródigo es una obra más que recomendable para todos los lectores amantes del universo DC, tanto usuales como solo los curiosos. Además este tomo tiene una encuadernación en tapa dura más que lujosa, cosa que nos tiene ya bien acostumbrados ECC y el gramaje de sus más de 700 paginas es de los más generosos que vais a encontrar. Que queréis que os diga por 60 pavos es algo de no deberías dejar de leer.

2 pensamientos sobre “Reseña: Nightwing: Hijo prodigo (Kyle Higgins)

  1. He empezado a leerlo y me he he dado cuenta que el arco argumental inicial del pasado del circo Haly no está completo… Es decir, no acaba la historia del demonio resucitado y enlaza directamente con el fin de la trama del circo Haly. Hay como un desfase entre las páginas. Error de mi edición?? O a Ecc se les fue?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.