Reseña: Jimmy Olsen, el amigo de Superman – ¿Quién mató a Jimmy Olsen? (Matt Fraction, Steve Lieber)

Hace poco teníamos el placer de reseñar Lois Lane: Enemiga del pueblo (Greg Rucka, Mike Perkins) haciendo hincapié en la importancia de este tipo de obras, centradas en personajes habitualmente secundarios, tienen de cara a hacer crecer el lore del universo de sus personajes principales, sino también de permitir historias que por su tono o contenido difícilmente tendrían cabida en las series de cabecera.

Jimmy Olsen, el mejor amigo de Superman es un personaje incómodo para cualquier guionista que quiera tratarlo con un mínimo de seriedad. Por un lado, la misión imposible de dar coherencia a la trayectoria de un personaje que ha pasado por las historias más inverosímiles, ridículas y absurdas (y, por qué no decirlo, flojas e inconexas en su gran mayoría) durante sus andanzas en solitario a lo largo de las últimas décadas. Por otro lado, por la dificultad extra de conseguir darle relevancia, gravedad y empaque sin hacerle perder su propia esencia, ese carácter tan campechano, despreocupado y ligero, casi bufonesco, tan característico del fotógrafo del Daily Planet.

-¿A que no hay huevos a coger al bueno de Jimmy Olsen y darle una buena serie sin renunciar a toda su herencia?

Sujétame el cubata.

No creo que la conversación entre los editores de DC Comics y Matt Fraction fuese muy diferente a esta. Porque Jimmy Olsen, el mejor amigo de Superman – ¿Quién mató a Jimmy Olsen? es un salto mortal sin red con triple tirabuzón en el mismo corazón del Universo DC. Una apuesta a todo o nada que, debo decir, no solo ha salido bien sino que se ha convertido por derecho propio en una de las propuestas más frescas, originales e interesantes que hemos podido leer últimamente.

Con una historia profunda que se remonta hasta los mismísimos orígenes de la ciudad de Metrópolis y recorre, en una huída hacia adelante permanente, los rincones más extraños y surrealistas del Universo DC, Matt Fraction compone un gigantesco puzzle en el que el bueno de Jimmy Olsen tendrá que desentrañar el misterio más improbable de toda su larga trayectoria: su propio asesinato.

El uso de la palabra puzzle para describir la estructura de la obra no es arbitrario. La narración no es lineal. En su lugar, se fragmenta a lo largo de los 12 números (y un prólogo) que componen una serie en la que Fraction nos va dejando caer las piezas en forma de pequeños microrrelatos de pocas páginas, cada uno con sus propias cabecera, título y, en muchas ocasiones, incluso protagonista. Por supuesto, Jimmy Olsen en múltiples versiones e identidades, pero también toda su pintoresca familia, pasada y presente, así como invitados de la talla de Superman, Batman, Perry White, Lois Lane, Lex Luthor entre otros muchos.

De forma similar a lo que Fraction ya planteaba en Sex Criminals, aunque aquí de una manera más acusada, todas estas piezas al principio inconexas y aparentemente irrelevantes van poco a poco encajando y cobrando nuevo sentido conforme vamos avanzando en las páginas de este tomo recopilatorio hasta alcanzar una conclusión más que satisfactoria. De hecho, el principal problema que podríamos achacar a este volumen es precisamente su lenta cocción, no apta para los lectores más impacientes.

Todo este castillo de naipes no podría sostenerse sin el talento de un Steve Lieber (con Nathan Fairbairn al color) en verdadero estado de gracia. La propuesta narrativa necesitaba de un dibujante que pudiese moverse en diferentes tonos, épocas, situaciones y estilos con soltura y flexibilidad y Lieber sabe estar a la altura en todo momento pese a la dificultad del encargo.

ECC Ediciones recoge en este ¿Quién mató a Jimmy Olsen? los 12 números de la serie Jimmy Olsen, el amigo de Superman junto con el one-shot , también de Fraction y Lieber, Superman: Leviathan Rising Special que actúa a modo de prólogo en un único tomo de 320 páginas en tapa dura y a todo color. A modo de extras, además de la colección de portadas del propio Lieber, el recopilatorio incluye toda la galería de portadas alternativas de Ben Oliver y Darick Robertson para cerrar una de las propuestas más originales, divertidas y atractivas que podemos encontrar estas navidades en nuestras librerías favoritas. Quién sabe, tal vez después de leerlo por fin comprendamos por qué Jimmy Olsen sigue siendo, después de tanto tiempo y tantas páginas, el mejor amigo de Superman

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.