Reseña: La sombra sobre Innsmouth– Lovecraft (Gou Tanabe)

Si hace un año le tocaba el turno a Las montañas de la locura, el bueno de Gou Tanabe vuelve a pasarse por estos lares gracias a la adaptación al manga de La sombra sobre Innsmouth, uno de los relatos más conocidos de H.P. Lovecraft donde se entremezcla el terror surgido de las profundidades con una gran capa de intriga y suspense.

Una de las primeras partidas de rol que jugué a La llamada de Chtulhu estaba ambientada en un trasunto de Innsmouth por lo que siempre he tenido este relato en un lugar de honor en mi corazoncito. Lo cierto es que tiene todo lo que me gusta del genio de Providence: monstruos abisales, el descenso a la locura de rigor, cultos prohibidos a dioses terribles y giros de guión más o menos inesperados.

Manteniendo el estilo que le caracteriza, Tanabe nos lanza a la cara un guión y un dibujo magníficos que representan una historia que aunque no es muy larga, se cocina a fuego lento para que en el último tercio todos los elementos puestos sobre la mesa le den el sabor a esta historia de terror.

La trama comienza en el 1927 con un joven protagonista de viaje por Massachusetts buscando las raíces de su familia, por un infortunio del destino se verá tentado a tomar un autobús que pasa por el pueblo de Innsmouth, un lugar maldito y apartado cuyos habitantes son repudiados por el resto de personas debido a su aspecto grotesco. El joven picado por la curiosidad al descubrir un objeto fascinante a la par que horrible que provenía de Innsmouth, decide hacer un alto en su camino para conocer más acerca de este lugar.

Gracias al cuidado texto en todo momento seremos conscientes de los elementos importantes para la trama la cual nos guiará de la mano de nuestro protagonista anticipando incluso situaciones peliagudas para el mismo, y es que lo que parecía ser una breve estancia se torna pronto en una pesadilla debido al culto que se llevado a cabo en Innsmouth a través de la orden esotérica de Dagon, una deidad pagana proveniente del océano.

El dibujo del mangaka brilla en esta historia donde los escenarios serán las derruidas casas, la costa y su sombrío arrecife y las devastadas calles de Innsmouth. Pero al contrario que ocurre en otras historias de Lovecraft donde el terror se sugiere y hay muy poca revelación de los horrores que las pueblan, aquí tendremos desde bien temprano una detallada representación de los peligros y monstruos a los que se va a enfrentar dándose rienda suelta a representar a unos monstruos que si bien en la propia portada del volumen ya se muestran sin reparo. Mención especial a la soberbia secuencia del hotel.

Y es que sabiendo que a veces puede no ser fácil plasmar la visión del escritor americano sobre las páginas de un cómic, Tanabe y Lovecraft vuelven a mostrarse como un matrimonio bien avenido y en esta ocasión al estar ante un relato corto ha sido posible recogerla en un único volumen de algo más de 400 páginas con lo que es algo siempre a agradecer a sabiendas de que estas historias son independientes entre sí más allá del universo compartido con otros Mitos.

Por lo que respecta a la edición en sí misma, Planeta Cómic ha sigue con una línea de encuadernación similar a la que presentó en Las Montañas de la Locura, con la misma rotulación pero en esta ocasión he decir que la portada no me ha parecido muy acertada. Primero porque como ya he mencionado, la presencia de los profundos es un golpe de efecto que se ha perdido en páginas interiores, y segundo porque esta vez se ha dado un acabado digital al dibujo con tonos en rojo y verde que es mejor obviar. Se sigue con el estilo de lectura oriental como buen mandamiento del manga y como ya os comentamos con la entrega anterior, no hay extras incluidos más allá de un par de páginas interiores con citas al texto original. Si os gusta Lovecraft es un tomo imprescindible y si os atrae el manga de terror pero no conocéis nada de este maestro del terror aquí tenéis la mejor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.