Reseña: Fairy Tail Integral #4 (Hiro Mashima), de Salvat

Tras acabar la peligrosa misión en la isla de Galuna, Natsu, Lucy, Grey y Elsa regresan a su gremio para descubrir que está completamente destruido y que los autores de semejante afrenta no son otros que los Phantom. El jefe Makarov no quiere que se haga mala sangre y además el consejo prohibe la lucha armada entre gremios. Pero claro, Crujsy, el líder de Phantom ha dejado otro recadito para Fairy Tail, y esta vez sí, es imperdonable. Es la guerra.

Así arranca este cuarto tomo de Fairy Tail, comenzando uno de los arcos mejor recordados gracias a la rivalidad que se establece con Crujsy. Varios giros, el plan oculto de Phantom y peleas muy emocionantes nos esperan en estas más de trescientas páginas. Además, con todo el gremio de Fairy Tail involucrado en la batalla, vemos por fin a algunos miembros de los que aún no conocíamos sus poderes ni sus formas de combatir.

Estamos sin duda ante uno de los tomos argumentalmente hablando más interesantes de la serie, ya que arranca uno de los mejores arcos y acaba en un cliffhanger que promete mucho de cara al quinto. Por nuestra parte, nos morimos de ganas de continuar.

Todo ello siempre presentado en un dibujo que va sigue mejorando y que aún está lejos del estilo que ha perfeccionado en sus nuevas obras, aunque ya vemos cómo empieza a distanciarse del de su maestro Eichiro Oda. Eso sí, las dosis de fanservice siguen presentes para todo aquel que quiera disfrutarlas.

El tomo, como ya viene ocurriendo con esta serie, contiene 15 episodios del manga, un poster a todo color, páginas también en color y la siempre celebrada sección de extras. En este caso tenemos una nueva entrega de «Los trabajos de Happy», una especie de teatrillo/pasatiempo llamado «Los Enigmas de Fairy Tail», y unas cuantas láminas a color. Han bajado un poco el nivel respecto a los extras de tomos anteriores, si me permitís mi opinión, pero siguen estando a un nivel muy alto.

De nuevo, no nos queda sino recomendar esta edición a todos aquellos que quieran hacerse con la colección de uno de los shonens más importantes de los últimos años en este formato de lujo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.