Reseña: Los secretos de las Tierras Intermedias. Más allá de Elden Ring (Adrián Suárez Mouriño)

Conocí a Adrián Suárez por Redes Sociales. Un talento en alza de la nueva hornada de profesionales (periodistas o no), que se dedican a la divulgación en la industria del videojuego desde una perspectiva más reflexiva, e incluso académica. No recuerdo si fue a través de El Nexo, el podcast de su «descubridor» y también experto en la obra de From Software, Álex Pascual, leyendo algún artículo en 3Djuegos, o por medio del podcast que dirige y presenta el propio Adrián, Nuevebits. Sea como fuere, Adrián me cayó bien desde el principio, empaticé con su humor gallego, su forma de expresarse, sus vivencias, y por supuesto con su amor por los Souls, que ya plasmó en su anterior libro El padre de las almas oscuras – Hidetaka Miyazaki a través de su obra. Además, me confirmó que es un gran tipo cuando, sin conocerlo prácticamente de nada más allá de intercambiar algún tuit, le pedí algo y muy amablemente accedió (si me lees, de nuevo mil gracias). Ahora soy oyente de su podcast, lector de sus libros y artículos, e incluso espectador de su canal de Twitch.

Cuando anunció que su próximo libro iba a ser Los secretos de las Tierras Intermedias. Más allá de Elden Ring, no podía estar más contento. Elden Ring no es sólo el juego del año 2022, es uno de los juegos de mi vida, y uno de los mejores de la historia. Es el culmen de la fórmula de From Software, con el que ha perfeccionado y ampliado todo lo aprendido en títulos anteriores, para dar a luz una obra atemporal. Qué juegazo, Elden Ring.

Los secretos de las Tierras Intermedias. Más allá de Elden Ring arranca francamente bien, con un prólogo de Álex Pareja que sabe llegar al lector. Álex tiene una forma de escribir cercana, y las experiencias que narra yo también las viví de un modo similar, por lo que este comienzo de libro me llegó a la patata. Además, se nota que es amigo de Adrián desde hace tiempo ya que sus palabras destilan cariño, por el autor y por la obra en cuestión.

Ya con Adrián a los mandos, empezamos con una sorprendente y muy acertada comparación entre Elden Ring y Super Mario, mientras se nos revelan algunos detalles del juego en los que yo al menos no había caído. Una constante en todo el libro, he de decir. Está claro que Miyamoto es a los videojuegos lo que los Beatles a la música. Él creó el «blueprint» sobre el que hacer juegos de plataformas y aventuras, y por supuesto hay mucho de Mario y de Zelda en Elden Ring. Seguimos con la casi obligatoria comparación con Berserk, haciendo especial hincapié en la dualidad del mundo y los personajes, en el concepto de la transformación, y en la influencia de las religiones y antiguos textos orientales. Aquí es donde se nota que el autor se ha preparado a conciencia su trabajo, porque hay una cantidad de referencias obscena para las pocas páginas que llevamos leídas, y eso que sólo estamos acariciando la punta del iceberg.

En este punto creo conveniente mencionar que no es recomendable que te leas este libro si no te has pasado el juego todavía, o al menos le has dedicado un buen montón de horas. Por un lado, no vas a entender la mayoría de conceptos, nombres, situaciones, etc, y por otro, te pueden ser revelados detalles cruciales de la trama que es mejor que descubras por ti mismo jugando.

Pero es a partir de la página 47 del libro cuando empieza lo bueno, lo gordo, la mandanga. Adrián nos empieza a contar la historia de Elden Ring de un modo que sólo él sabe, porque juega como nadie a lo que propone Miyazaki en sus obras. El bueno de Hidetaka nos da un mundo (Manual del Dungeon Máster), y unas reglas (Manual del Jugador), pero nosotros somos los que vamos a crear nuestra propia aventura como Máster, y decidimos cómo vivirla como jugadores. Y eso es lo que tenemos aquí, todos los nombres, descripciones y situaciones que aparecen en el juego, y que se recopilan de forma extraordinaria, pero también las que no, las que dependen de lo que hayamos hecho, visto o interpretado, que es donde Adrián brilla como el Árbol Áureo, creando un relato para todos los públicos con el que vamos a entender mejor las fascinante historia que hay detrás de esta colosal obra. Más adelante tendremos otra parte del libro que me fascina, casi más que la anterior, y es el viaje por las Tierras Intermedias a través de sus principales ubicaciones, desde nuestra inolvidable salida al Necrolimbo, hasta la llegada a Picos de los gigantes, pasando por Liurnia, Caelid, Meseta, etc. Es un tema que me apasiona, y sobre el que creo que podemos profundizar mucho más, fijándonos por ejemplo en su flora y fauna, y por qué no, escribiendo un libro sobre la naturaleza de Elden Ring.

En los últimos compases de Los secretos de las Tierras Intermedias, podemos leer unas breves reflexiones sobre el lugar de Elden Ring en el Soulsverso, donde pensaba que Adrián iba a invertir más palabras, aunque tal vez no proceda o dé incluso para otro libro. Y por último, una carta de despedida a los lectores, a los cuales nos invita a compartir nuestras conjeturas y opiniones, sobre Elden Ring y este libro.

No quisiera acabar esta reseña sin mencionar el delicioso trabajo realizado por Adrián Prado en las ilustraciones que acompañan a este libro a la perfección, convirtiéndose en un complemento perfecto que no desvía la atención del texto. Los dibujos de Prado son fieles al arte de From Software, elegantes, melancólicos, y con un acabado a lápiz y acuarela en tonos grises, que a mí personalmente me encanta.

Ya sólo me queda recomendaros que os compréis este libro, al que la única pega que puedo ponerle es no haber podido ponerme de acuerdo con Adrián en encontrar un hueco para charlar sobre su obra en nuestro podcast, y que esta reseña fuera en audio y no escrita. Algo a lo que espero poner solución algún día.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *