Reseña: La Ivalice apócrifa (La Capital Olvidada)

Hay nombres (o títulos) que me resultan tremendamente sugerentes y evocativos: entre ellos, uno de los que marcaron mi juventud, Final Fantasy, ocupa un puesto muy alto en esta imaginaria lista no solo por su sonoridad sino también por esa idea imposible que trata de describir y nombrar. Otra, que, debo reconocerlo, he descubierto hace muy poco y que ha escalado casi todos los puestos es La Capital Olvidada: la web especializada en el universo de Final Fantasy evoca una cartografía que bien pudiera ubicarse en los universo de la celebérrima saga de videojuegos, pero también en cualquiera de los paisajes imaginarios de Fumito Ueda o, por irnos a otros parajes, los mundos creados por el incombustible Brandon Sanderson. Dos títulos, pues, que bien sirven para plasmar esos mundos creados infinitos que han poblado las mentes de tantos y tantos videojugadores.

Y si hay uno de ellos que me tiene el corazón (videojueguil) totalmente robado es Ivalice, aunque, más concretamente, Léa Monde: la ciudad en la que desarrolla una de las joyas absolutas de Square, Vagrant Story, es uno de esos espacios de los que jamás querría marcharme. Pese a su decrepitud, su arquitectura excelsa y sus terroríficos habitantes hacen de ella una geografía única y exquisita. He vuelta en varias ocasiones a ella porque para mí supuso la cima del JRPG en la primera consola de Sony: gráficos de escándalo, una historia compleja, una música que aún resuena claramente en mis oídos, un sistema de combate y de gestión de armas y armaduras tan exigente como profundo (y gratificante), un mapeado extenso y variado… Y así podría seguir hasta el infinito. Lo que La Ivalice apócrifa, la última publicación de Héroes de Papel, nos propone es un recorrido por Léa Monde profusamente documentado, con mil y un detalles que, de no ser por ellos, jamás habría descubierto.

Desde un perfil del equipo que dio vida a este título, realizando una larga parada por la Santísima Trinidad de Ivalice, es decir, por Yasumi Matsuno, Hitoshi Sakimoto y Akihiko Yoshida; pasando por un documentado capítulo sobre la gestación del proyecto en el seno de Squaresoft; deteniéndose de manera exhaustiva e increíblemente documentada en los personajes, los grupos confrontados, el mundo que presenta y la historia que desarrolla (y teniendo en cuenta lo complicada que es la narración, este capítulo es de gran ayuda); y finalizando el trayecto con la cuadratura del círculo que supone encajar el universo de Ivalice en Vagrant Story. Todo ello, junto con decenas de curiosidades que interconecta dicha obra con otros juegos de la saga Final Fantasy, conforma un texto absolutamente indispensable para aquellos que, como yo, quedamos irremediablemente prendados de Vagrant Story. La Ivalice apócrifa es un texto ameno, muy ágil y nutrido con una enorme cantidad de información que, sumado a la excelente edición por parte de Héroes de Papel, hacen de este libro un must have para los amantes de la obra de Yasumi Matsuno, en particular, y del JRPG, en general.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.