Reseña: Thorgal. Integral 8 (Jean Van Hamme, Yves Sente, Grzegorz Rosiński)

Aquellos lectores que hayan estado siguiendo las reseñas previas de esta serie de integrales seguramente hayan notado, antes incluso de empezar a leerla, una pequeña pero grandísima diferencia con respecto a las anteriores entregas ya en el propio título. Y es que, además de los habituales Jean Van Hamme y Grzegorz Rosiński, en esta ocasión nos encontramos por primera vez en la colección con un tercer nombre entre el listado de autores: Yves Sente.

Y es que, así a lo tonto, el primero de los cuatro álbumes que conforman este Thorgal (Integral 8) se publicó en 2006, con más de 25 años de diferencia de aquella Maga traicionada con la que comenzó todo. 25 años de intensas aventuras que han dejado una huella imborrable en lectores de diferentes generaciones, pero inevitablemente también han supuesto un pesado equipaje para sus propios autores.

Al reseñar el Integral 7 ya mencionábamos que se percibía cierto agotamiento en los guiones, con un Van Hamme cada vez más cansado que ya se empezaba a plantear el ir abandonando la serie. Y es precisamente en este volumen cuando, de una manera tremendamente natural, se produce este relevo, suponiendo un punto de inflexión en la serie que va bastante más allá de un mero cambio de guionista.

El sacrificio, álbum número 29 de la colección y con el que se abre este integral, supone la despedida de Jean Van Hamme al frente de la colección. Como si fuese su pequeño testamento, esta historia recoge muchos recuerdos, personajes, guiños, menciones y referencias de todos los álbumes anteriores y vuelve a los orígenes del personaje de una manera casi circular, poniendo así un broche de oro a una etapa inolvidable y dejando la puerta abierta para que sea otro el que pueda continuar con la historia del hijo de las estrellas.

El relevo lo recoge el también belga Yves Sente, escritor de confianza de Van Hamme que también se haría cargo de los guiones de XIII. Sus primeros pasos en el mundo de Thorgal los encontraremos en el Ciclo del Sucesor (en todos los sentidos, el título no podría estar mejor escogido) formado por los tres álbumes que completan este integral. Aunque la serie mantiene un rumbo bastante continuista y respeta fielmente todos sus pilares ya asentados, el centro de la narración se traslada de Thorgal a su hijo Jolan, dejando al resto de su familia en un papel más secundario aunque no menos relevante.

El otro gran cambio que vamos a encontrar en este integral tiene que ver con el cambio de registro gráfico en el dibujo de Grzegorz Rosiński quien, ya cansado de su estética habitual, decide dar el salto a la técnica del color directo con un resultado de unas viñetas mucho más pictóricas que rompen con lo que estábamos acostumbrados hasta el momento, aunque para tranquilidad de los aficionados los personajes mantienen todos sus rasgos intactos y el trazo siempre resulta igual de claro, legible y verosímil que siempre. 

Los álbumes incluidos en este integral son los siguientes:

El sacrificio

Último álbum guionizado por Van Hamme en el que nuestro héroe, entre la vida y la muerte tras los acontecimientos de su última aventura, dispondrá de una última oportunidad contrarreloj para salvar su vida mientras su familia regresa al que una vez fue su hogar.

Yo, Jolan

Yves Sente comienza su andadura en la escritura con un una historia en la que Jolan deberá pagar el precio por la vida de su padre, emprendiendo un viaje que definirá su futuro. Durante su periplo hacia el castillo del misterioso Manthor, Jolan conocerá a nuevos compañeros de aventuras de los que ya no se separará. Mientras tanto, en su aldea, Aaricia tendrá una gran revelación relacionada con el pasado y el futuro del pequeño Aniel.

El escudo de Thor

Tras la revelación acerca de Aniel del episodio anterior, Thorgal emprenderá un nuevo viaje para rescatar a su retoño de las manos de sus misteriosos secuestradores. Sin embargo, el protagonismo volverá a estar en manos de Jolan, que viajará hasta Asgard y tendrá que competir con sus nuevos amigos para hacerse con el legendario escudo de Thor y ganar así el derecho de comandar el ejército de Manthor

La batalla de Asgard

Mientras Thorgal sigue tras la pista de los secuestradores de Aniel, Jolan deja por fin su aprendizaje y se enfrenta por primera vez a una misión como héroe de pleno derecho. En esta aventura se sumergirá en el corazón de la mitología nórdica para conseguir una de las legendarias manzanas del jardín de Idun y tendrá que enfrentarse al poderoso (y tramposo) Loki.

No puedo finalizar la reseña sin mencionar las bondades en forma de extras que acompañan a estos cuatro álbumes y que a estas alturas de la colección se han convertido ya en algo imprescindible. Como ya es habitual, además de las espectaculares portadas originales de Rosiński, en la parte final del tomo encontraremos un extenso dossier con bocetos, diseños, ensayos e ilustraciones del artista, así como los interesantísimos apuntes del guionista y crítico de cómic Jorge García que nos aportan el contexto necesario para situar la obra. Unos textos que, en este periodo de transición, se antojan más necesarios y relevantes que nunca. Todo ello, como no podía ser de otra forma, presentado por Norma Editorial en un lujoso tomo en tapa dura, lomo reforzado y papel de alta calidad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.