Reseña: Star Wars Jedi Fallen Order. Templo Oscuro (Matthew Rosenberg, Paolo Villanelli)

Podríamos vivir varias vidas y seguiríamos siendo testigos de la prolífica cosecha de historias y personajes que Star Wars es capaz de ofrecer en cualquier formato o medio. Fui de los jugadores que disfrutó de lo lindo con las aventuras de Cal Kestis en el videojuego Jedi Fallen Order que EA lanzó en el año 2019. Y mientras esperamos una secuela de aquello el sello de tebeos de Lucasfilm nos deja un aperitivo en forma de cómic con este Star Wars Jedi Fallen Order: Templo Oscuro.

Podemos decir que el cómic guionizado por Matthew Rosenberg y que llega a España de la mano de Planeta Cómic como es habitual en este sello, sirve como precuela perfectamente, ya que el autor ha decidido centrar la trama en las peripecias de Cere Junde, la maestra de Cal Kestis en el juego y que aquí vemos como se desenvuelve como padawan del maestro Cordova. Seguro que a los que como yo hayáis jugado a este título en consolas o PC, todos estos nombres os suenan familiares, y es que Rosenberg no repara en gastos a la hora de lanzarnos referencias a la civilización de los zeffo, a esa obsesión de Cordova de descubrir secretos antiguos y conocimientos desconocidos, o a la implacable voluntad de la Segunda Hermana, temible inquisidora.

Y para ello esta historia se cuenta a modo de flashback, con una pequeña parte contemporánea al videojuego donde la inquisidora persigue a los héroes a través de la galaxia, y el gran núcleo del cómic que es una historia tiempo atrás con Cere intentando convencer de su buen hacer al consejo Jedi. Lo cierto es que la historia en sí por momentos suena trillada, con un conflicto casi a lo guerra civil en un planeta donde la pareja de jedis que forman Cordova y Junde van a tratar de solucionar el conflicto.

La cosa se descontrolará en poco tiempo y puede acabar en un baño de sangre para ambos bandos, uno el de una nación que se erige independiente del gobierno del planeta y que trata de proteger los secretos de un templo misterioso, y el otro bando contrario será el de una turbia corporación que quiere estudiar ese templo. Por suerte según vamos avanzando en los capítulos asistimos a un buen desarrollo de la historia que, si bien en un principio me recordaba demasiado a cómics como Obi Wan y Anakin, sabe imprimir su propio carácter a pesar de ciertos clichés que vemos repetidos una y otra vez. Estos clichés son el del padawan rebelde, el droide de turno como recurso de humor, y los villanos con poca entidad que palidecen ante los grandes nombres de esta franquicia.

Me ha gustado el dibujo de Paolo Villanelli que cubre las primeras cuatro grapas y que ha sabido dar el protagonismo que merece a Cere Junde y sus habilidades en combate con multitud de escenas de acción geniales muy bien llevadas. El último capítulo corre a cargo de Ruairí Coleman y da la sensación de ser algo más simple en trazos quedando algo diluido con respecto a los anteriores números. Y en el plano artístico tenemos además las variantes de portadas como añadido habitual en la parte final del cómic.

Si disfrutasteis con el juego y queréis conocer más detalles del pasado de Cere Junde y el maestro Cordova o los zeffo, Jedi Fallen Order Templo Oscuro es vuestro cómic. Y al ser un producto que perfectamente puede sentar las bases de origen de estos personajes, también funciona estupendamente como puerta de entrada a esta nueva serie dentro de Star Wars.  

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.