Reseña: Río – Edición Integral (Louise Garcia, Corentin Rouge)

Un ejercicio que hago de vez en cuando es utilizar el autocompletado de Google para ver cuáles son los principales intereses o inquietudes en torno a cualquier término. Ya sabéis, empezar a teclear el típico “tengo 18 años y”… para que el buscador te sugiera cosas como “no me baja la regla”, “no me gusta salir de fiesta”, “soy virgen” o “se me cae el pelo” en base a las búsquedas previas de otros usuarios.

Si pensamos en Río de Janeiro, ¿qué es lo primero que nos viene a la cabeza? Al repetir el mismo ejercicio del autocompletado en la búsqueda de Google, los resultados son más o menos los que estábamos esperando: las playas de Copacabana e Ipanema, el Cristo Redentor y su imprescindible carnaval. Y es que hay lugares en el mundo que, aunque jamás los hayamos visitado, parecen grabados en nuestra imaginación vinculados a una imagen generalmente idílica.

Si cogemos el voluminoso Río – Edición Integral y lo abrimos por una página al azar es bastante probable que encontremos alguno de esos signos que según Google definen a la metrópoli brasileña. Sí, el Cristo del Corcovado es un elemento recurrente usado con bastante frecuencia como referencia inamovible de una ciudad en ebullición, en cambio permanente. Tampoco pueden faltar sus playas, que ilustran los inmensos contrastes económicos y sociales presentes en la que fuese capital del estado carioca, ni, por supuesto su carnaval, punto de encuentro que iguala a todos sus habitantes y en el que cualquier cosa puede ser posible.

Río responde a todo lo que podíamos esperar sobre la ciudad de la samba… pero todavía nos ofrece mucho más, mostrándonos una cara un poco menos amable pero posiblemente más cercana a la realidad. Una ciudad alejada de las lentejuelas de Copacabana y del desenfado de Lío en Río y mucho más cercana a la suciedad, la precariedad y violencia de las favelas de Ciudad de Dios (aunque alejada de su crudeza), a la corrupción y brutalidad policial de Tropa de Élite o incluso a la lluvia de balas del siempre infravalorado Max Payne 3 configurando un relato/retrato que seguramente no hubiese podido existir en ninguna otra ciudad del mundo. A fin de cuentas, en esta obra la ciudad se convierte en un actor, el único personaje presente en todas y cada una de sus viñetas a través de sus múltiples caras y su constante estado de cambio.

La guionista brasileña Louise García, en la que es su primera incursión en el mundo del cómic, sitúa la acción en la favela ficticia de Beija Flor y, a lo largo de 4 álbumes y 300 páginas que cubren un arco temporal de más de 10 años, acompañaremos al joven Rubeus en busca de su propia identidad a través de los continuos cambios y complicados equilibrios de poder, en una trama también arraigada en la más profunda tradición de satanismo y santería. Conoceremos a Rubeus siendo apenas un niño, desahuciado, tratando de sobrevivir junto a su hermana Nina en las peligrosas calles de la favela. A partir de ahí, asistiremos a su crecimiento a través de un camino de autodescubrimiento inevitablemente unido al destino de la favela y de toda la ciudad.

Aunque García presenta un guión correcto y sin demasiadas fisuras, es el dibujo, a cargo de Corentin Rouge, lo que más brilla en el conjunto. Rouge firma un trabajo de primer nivel en todos los sentidos: detallado, impactante, dinámico, riquísimo en cuanto a recursos, personajes y escenarios, tremendamente expresivo y capaz de saltar del preciosismo más luminoso a lo más sucio en cuestión de viñetas. Un dibujo que luce espectacular apoyado en el gran formato de álbum europeo y el excelente uso del color y llama la atención ya desde las primeras páginas, dejándonos unas cuantas imágenes para el recuerdo.

La lujosa edición que Norma Editorial acaba de publicar, con más de 300 páginas en gran formato y papel de alta calidad, se siente realmente contundente entre las manos y al mismo tiempo resulta muy atractivo gracias a la fuerza que transmiten las ilustraciones de Corentin Rouge tanto en la portada como en la contraportada. El voluminoso tomo contiene, por primera vez traducidos al español los cuatro álbumes que conforman la serie completa publicada originalmente por Glénat en Francia entre 2016 y 2019. Como extras, se incluyen las habituales colección de portadas, ilustraciones y bocetos a los que el editor nos tiene ya acostumbrados.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.