Reseña: Batman R.I.P – La saga completa (Grant Morrison)

Tener que resumir toda una trayectoria de un escritor o un personaje en un texto de poco más de 600 palabras es imposible. A ver, como poderse hacer se puede, te puedes poner en plan “erudito de wikipedia” y ponerte a dar nombres y fechas pero si quieres hacer una reseña amena y que no tome por subnormal al que la lee es inevitable que al limitar el número de palabras, más que nada para que el texto no sea tan largo como la obra del autor, te dejes fuera bastantes cosas. Algo parecido pasa con este integral que hoy aterriza en la web de Reserva de mana. RIP, no es un arco argumental, ni una saga, es el compendio de la visión de un autor sobre un personaje. A ver, es cierto que no esta todo, todo, todo, pero sí que entre sus más de 1300 páginas vamos a encontrar el grueso de las historias, o al menos las que la editorial DC ha considerado más importantes, que el señor Grant Morrison escribió para el hombre murciélago.

Historias que consiguen marcar un antes y un después en el universo de Batman. Morrison da un enfoque nuevo a la dupla Wayne/Batman aportando mayor profundidad a la psicología del personaje y aportando más aristas a su personalidad. Si de por sí Batman es un personaje al que los escritores han conseguido darle una patina bastante gris Morrison se encarga de aportar una nueva gama de grises. La obligación de reeducar y encaminar a Damián, hijo fruto del idilio con Thalía Al Ghul, la presión que esta nueva situación ejerce sobre Tim Drake, la manera de afrontar su nueva faceta como padre… estas son algunas de las losas que van cayendo una tras otra sobre Batman y que lo encaminan de manera inevitable hacia un descenso a un infierno del que solo él podrá escapar. Pero el tratamiento no es solo con Batman. Todos los personajes que lo orbitan reciben el toque Morrison que les aporta más contexto no solo en los números que escribió sino que también permean en la mitología de Batman quedando ya como referentes de esos personajes para futuros escritores. Tim Drake madura a cada página, Damián se afianza como personaje de la bat-familia, Alfred sigue siendo la veleta moral que Wayne necesita para no sumergirse de manera irremediable en la oscuridad de la máscara de su alter ego e incluso enemigos como el Joker, que parecían no poder evolucionar más, reciben un nuevo enfoque que elevan al personaje un nuevo escalón en su locura.

A nivel visual este ómnibus supera todas las expectativas. Absolutamente espectacular en todas y cada una de las páginas, el trabajo de los dibujantes es magnífico. Aunque esto tampoco es de extrañar ya que supongo que la editorial pondría a las órdenes de este hombre siempre a los mejores. Andy Kubert, Andy Clarke, Cameron Stewart, Chris Sprouse, Chris Burnham, David Finch, Frank Quitely, Frazer Irving, George Pérez, y así hasta 23 dibujantes, pasan por este gigantesco repaso a la vida de Batman “dejándose la piel” dibujando las historias del escocés.

Por otra parte ECC esta también a la altura de las circunstancias haciendo una lujosa edición con tapa dura, papel satinado y bien cargado de extras, también es cierto que no es para menos dado que estamos ante un comic que entra directamente en la sección de “caprichito” ya que vale 90 euros. Es cierto y verdad que solemos usar mucho ese dicho de “una obra indispensable” pero precisamente esta es una de esas ocasiones en la que esta obra  es ciertamente eso, un omnibus que no de faltar en tu colección.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.