Reseña: La Pirámide Inmortal (Salva Rubio y Cesc Dalmases), basado en la novela de Javier Sierra

Me llegaba a la oficina hace unas semanas un ejemplar de La pirámide inmortal, gracias a la amabilidad de Norma Editorial, que cuenta con nosotros para reseñar sus lanzamientos más destacados, y oye, agradecido que estoy por este cómic me ha gustado bastante. Os cuento de qué va.

Lo primero que llama la atención, al menos a mí, es el nombre de Javier Sierra, famosísimo colaborador de televisión, ya desde los tiempos de Crónicas Marcianas, y ahora con Cuarto Milenio, que es nada más y nada menos que unos de los escritores que más vende en nuestro país, Premio Planeta 2017, y el único escritor español que ha llegado a entrar en el Top Ten de la lista de los más vendidos de Estados Unidos. Además es el fundador de la revista Año Cero, y ha presentado diversos espacios televisivos en los últimos años. Quien no lo conozca, miente. Pues bien, este cómic es la primera incursión de Javier Sierra en el cómic, una adaptación de su novela homónima, trabajo del que se encargan Salva Rubio y Cesc Dalmases, de los que luego os hablo.

La pirámide inmortal es un relato construido a partir de un hecho histórico, y es que Napoléon Bonaparte pasó una noche dentro de la pirámide Giza. Qué sucedió dentro de esas milenarias paredes, qué pasó después, y qué llevó a Napoleón a esa búsqueda, son parte de las aventuras que aborda esta novela gráfica en la que vemos parte de la campaña de Egipto y Palestina de Napoleón, su ascenso meteórico al poder a base de victorias militares, y las ampollas que levanta entre sus “compañeros”. Todo esto por supuesto todo rodeado de un fuerte componente de misterio y misticismo, marca de la casa. Qué quería encontrar Napoléon en la tierra de los faraones, por qué insistió con una campaña en tierras lejanas que podría haber complicado sus otras conquistas. Estamos hablando de poderes que escapan a nuestro entendimiento, y de algo que anhelaba no sólo el propio Bonaparte, sino infinidad de líderes militares, la inmortalidad. Pero no sólo de hechos sobrenaturales vive el cómic, y aquí también vamos a ver al Napoleón más humano, con sus amores y desamores, además de su parte más desconocida, alejada de esa figura imponente de autoridad.

Al guión tenemos a Salva Rubio, que ya lo conocimos en anteriores trabajos como “Monet, Nómada de la Luz” o “Django Mano de Fuego”, pero que también ha trabajado en el cine, siendo nominado al Goya a Mejor Largometraje de Animación, e incluso ha publicado novela y ensayo cultural, además de ser miembro de la Academia de las Artes y las Ciencias Cinematográficas de España. Todo un figura, vaya. A los lápices está Cesc Dalmases, que ya habíamos su excelente trabajo en otras obras del género como Victus, y que aquí en La pirámide inmortal no baja el pistón. Tiene un dibujo limpio pero detallado, personajes llenos de personalidad con rasgos grandes, y un trazo que el entintado no disimula, destacando su gran labor a la hora de realizar páginas dobles, e incluso triples (sí, hay un desplegable), plagadas de detalles. Tampoco podemos olvidar el color de Roger Surroca, que hace un trabajo limpísimo.

Este cómic en formato cartoné de 96 páginas a todo color, incluye además un fantástico epílogo escrito por el propio Javier Sierra, en el que aborda parte de su trabajo de investigación para la novela en la que se basa esta obra, los secretos de las pirámides, del nilo, de Egipto, de la meseta de Giza, y como grandes personalidades de la historia, no sólo Napoleón, fueron huéspedes de estas estructuras arquitectónicas atemporales e inexplicables, que sirven de vínculo para muchos campos como el de la astrología, el más allá, e incluso la herencia masónica. Para terminar, hay que destacar las últimas páginas con bocetos Cesc Dalmases y textos de Salva Rubio, de cómo han adaptado el libro de Sierra, un tipo de material que me encanta que incluyan los cómics. 

Si os gusta la novela histórica, la figura de Napoleón Bonaparte y los misterios de Egipto, no podéis dejar pasar la oportunidad de haceros con esta novela gráfica que nos trae Norma Editorial.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.