Reseña: CONSTANTINE (Ray Fawkes y Jeff Lemire)


La franquicia protagonizada por John Constantine es una a la que llegué muy muy tarde. De hecho, antes de haber leído nada del personaje, lo conocí a través de Fanhuntery su personaje protagonista John Konstantine, y posteriormente a través de la película protagonizada por Keanu Reeves. Así que mi historia con este detective de lo paranormal empieza hace relativamente poco cuando me recomiendan Hábitos Peligrososde Garth Ennis y flipo en colores.

Leyendo varias de miniseries sueltas después, llega a mis manos este pedazo de tomo de más de 400 páginas en el que ECC recopila 20 números en los que el mago de Liverpool se enfrenta al culto de la Llama Fría, guionizado por nada más y nada menos que Ray Fawkes y Jeff Lemire, que tomaron el mando de este relanzamiento de la colección Hellblazer bajo el sencillo nombre de Constantine. ¿Y cómo fue esta nueva etapa de Hellblazer? Pues os lo cuento en los párrafos que siguen, pero os adelanto que muy bien.

Lemire y Fawkes conocen perfectamente al personaje. Saben que no es ni un héroe ni un vigilante, sino un simple estafador cuyo mayor poder es la palabra y la capacidad de engañarte. La pareja tiene muy claro las constantes que definen a un personaje tan icónico, y se agarran a ellas para relatar una nueva serie de desventuras en las que John nos deja una nueva ristra de engaños, dobles y triples cambios de plan, argucias improvisadas y bien de humo de tabaco en pos de obtener un artefacto milenario situado en Noruega. Un viaje que sigue la también constante Constantinesca de aventura en la que todo lo que puede salir mal, ay amigo, sale mal. Pero entre toda esta odisea trufada de cameos de otros personajes de DC, Lemire y Fawkes manejan con maestría todo lo referente a la magia oculta a simple vista en la cotidianidad de las grandes ciudades, y sobre todo el brillante contraste entre nuestro protagonista y Chris, el personaje que desencadena los acontecimientos, que hacen que este enorme tomo entre como cervecita fresca en mitad del verano murciano.

Acompañando este, por qué no decirlo, excelente guión, tenemos a varios artistas encabezados por Renato Guedes, que deja constancia de su enorme capacidad para dibujar tanto personajes y entornos anclados a la realidad como aquellos más místicos y mágicos. Acompañándolo tenemos a un buen puñado de artistas entre los que podemos destacar a Aco y a Jeremy Haun, que combinan de maravilla con el arte de Guedes. Mención especial a las potentísimas portadas de Juan Ferreyra.

Así pues, este enorme tomo de Constantine se lleva mi inexistente sello de aprobación, y mi recomendación incondicional, sujeta únicamente a que conozcas medianamente al personaje y su universo, y a que dispongas, claro, del dinero para comprarlo, ya que los 42 euros que cuesta no son pocos, pero qué demonios, los vale. 




Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *