Nocturnos Volumen 1 de Dan Brereton

Supongo que todos hemos tenido miedo a los monstruos, a las criaturas de pesadilla que se escondían bajo nuestras camas, o dentro de nuestros armarios, cuando éramos niños y que nos provocaban más de una mala noche. Cualquiera de nosotros tiene ese recuerdo de taparse con la sabana hasta la nariz y cerrar los ojos bien fuerte para no ver que es esa figura que se dibuja al final de la habitación. Con el tiempo hemos crecido y nos hemos dado cuenta que todos esos monstruos atroces no eran tan imaginarios como nuestros padres  nos hacían pensar. Es cierto que no existe un hombre del saco que venga a por nosotros, pero si el secuestrador que puede raptarnos,  el asesino que se puede llevar la vida de un ser querido o el político que nos mete en una guerra. Como decía Stephen King: los monstruos son reales, viven dentro de nosotros y, a veces, ellos ganan.

Dan Breretron parece que ha tenido presente esto cuando creaba a sus Nocturnos, porque este comic encierra como ningún otro ese mensaje de que no hay  mayor monstruo que el propio ser humano. Tanto es así que para Brereton solo una panda de monstruos salidos de las profundidades más oscuras son capaces de hacer frente al mal que puede engendra el ser humano. Porque de eso va, en su mayor parte, Nocturnos. Un grupo de monstruos que salen solo cuando el sol se oculta para lidiar con la parte más podrida de la sociedad. Asesinos a sueldo, mercenarios, mafiosos e incluso entidades de otros mundos. Una sociedad capaz de pactar vender al resto de seres humanos por un puñado de dólares, de sustituirnos por copias sintéticas e incluso de crear abominaciones en laboratorios buscando hacer transcender al humano, o más bien a quien pueda pagarlo. Al final Brereton demuestra que un grupo de monstruos que parecen sacados de cualquier freak show ambulante son más humanos que los humanos que defienden.

En este ómnibus, en principio Norma ha prometido traer 2, tenemos 3 arcos argumentales que nos presentan y desarrollan a este grupo tan “original” de héroes. En el primero de ellos, llamado “Planeta Negro”, Brereton nos cuenta quienes son estos nocturnos. Expone los orígenes de Doctor Horror, el protagonista de la historia. Un supuesto doctor interesado en los conocimientos arcanos y del inframundo y alrededor del cual gira toda la historia. Su hija crepúsculo y niñera Brujo Pistolero. Una humana que es mitad espectro capaz de distorsionar como percibimos la realidad. Festo, un hombre capaz de dominar el fuego y a Estrella una sensual sirena. Estos primeros números también sirven para exponer la sociedad corrupta donde se desarrollara la historia. Una tierra cuyos humanos,  o por lo menos los que vemos, son unas personas decadentes, traicioneras y que no merecen ser salvados. Por supuesto asistimos a la revelación de los grandes villanos, o eso supongo, de estos héroes: los Crims. Unos demonios procedentes de otro plano cuya máxima ambición es descubrir nuevos mundos que invadir y destruir. Este es sin duda el mejor de los 3 arcos que trae este primer volumen.

El segundo presenta una serie de historias encabezadas por “Desfile de bestias” en la que Doctor Horror se encarga de acabar con unos viejos conocidos que creímos habernos desecho de ellos en el primer arco argumental. Junto con “El arpón de hueso” y  “La noche del vendedor de caramelos” el autor desarrolla un poco más a todos los protagonistas pero sobre todo se dedica a perfilar un poco más las personalidades del resto del equipo. Para terminar encontramos una pequeña historia que más que arco argumental parece una gran fiesta de despedida de este volumen. “El puente del Troll” es una gran reunión de artistas invitados que nos cuentan como Crepúsculo va viajando por diferentes mundos disfrutando de la festividad de Hallowen. Estamos ante un espectáculo visual donde Ted Naifeh, Stan Sakai, Hohn Heedbink, Bruce Timm, Jill Thompson, Eric jones y Paul Dini entre otros nos dan su visión particular de los Nocturnos y del mundo donde se desenvuelven. Sin duda alguna si el primer arco era el mejor argumentalmente este es el mejor a nivel artístico.

A nivel visual todas, o casi todas, las historias están dibujadas por el propio Brereton. La calidad de los diseños es asombrosa y dejan claro porque este hombre ha sido nominado 3 veces a los Eisner. La imaginería que despliega para plasmar a todo el elenco de personajes que aparecen en sus páginas parece no tener fin. Todo el mundo de Nocturnos tiene esa patina decadente y sucia como esa película de zombis de serie B.  Además todo esta dibujado con todo lujo de detalles y vemos como el artista va evolucionando los diseños a través de las paginas. Por supuesto no olvidemos la fiesta visual que es el ultimo capitulo del volumen donde 12 artistas aportan su grano de arena.

Deseando poder hincarle el diente al segundo volumen de estos Nocturnos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.