Batman – El triunal de los búhos de Scott Snyder y Greg Capullo

Las sociedades secretas que controlan los acontecimientos y los devenires de la historia son mecanismos de guión muy apañados que a poco que estén bien pensados dan lugar a historias muy entretenidas, con grandes componentes de intriga, giros y cierta paranoia cuando llegamos a ese punto en los que no sabemos en quién se puede confiar y en quién no. El Tribunal de los Búhos es el primer arco de Batman dentro de aquel famoso follón de líneas temporales que fueron Los Nuevos 52, y en la opinión del que aquí os escribe, es todo un triunfo.

Durante la investigación de un truculento asesinato, Batman descubre pistas que le guían hacia una de las leyendas urbanas más celebradas de Gotham. Una que el propio Bats estuvo investigando y que finalmente dejó por no llegar a ninguna parte. Y claro, las ascuas se reavivan, llevando al murciélago a través de un recorrido por la historia de la ciudad que juró proteger. Una historia en la que nada es lo que parece y que está inteligentemente planteada como un reinicio en el que cualquier no iniciado en las aventuras del cruzado enmascarado, ya que el guión presenta de forma somera pero efectiva a varios de los memorables villanos que pueblan Gotham, y por supuesto las motivaciones y tribulaciones de Batman.

Un Batman que, escrito muy competentemente por Scott Snyder, vuelve a recordarnos que es el mejor detective del mundo a lo largo de los once números que se recopilan en este tomo, que tiene mucho más de thriller que de acción y aventuras. Esto no quiere decir que no haya bat-hostiones. Los hay y de categoría, pero sirven más como modo de hacer explotar la tensión que como vehículo para avanzar la trama. Una trama que funciona a las mil maravillas y está dosificada de forma excelente, de modo que el ritmo nunca decae y además está espolvoreada de algunos capítulos dedicados íntegramente a contar orígenes de personajes.

Y para que todo vaya como la seda, tenemos a los lápices a Greg Capullo, en cuyas capacidades, lo confieso, no confiaba demasiado para esta historia. Perdonadme. Admito mi error. Yo pensaba, de corazón y sin maldad, que un dibujo tan noventero como el de Capullo iba a quedar como un pegote pero no. Lo cierto es que con una mínima estilización de las mandíbulas cuadradas y los biceps masivos tan deudores de su época, El Tribunal de los Búhos se muestra duro, oscuro y áspero, y ahora mismo me cuesta pensar en otro artista mejor para presentarnos en imágenes esta historia.

La edición que nos ha proporcionado ECC es la nueva edición DC Pocket. Sus principales ventajas son, como podréis imaginar, su reducido precio y su ajustado tamaño. Es ligero, es cómodo y obviamente super accesible para cualquier bolsillo. A cambio, tenemos tapa blanda, papel de una calidad ligeramente inferior a la habitual (pero funcional igualmente) y quizás lo peor de todo, unos textos que no siempre se leen cómodamente debido a su tamaño.

Así pues, esta edición económica de Batman – El Tribunal de los Búhos es una ocasión perfecta para leerse uno de los arcos actuales más celebrados del defensor de Gotham, e incluso es un punto de inicio perfecto para engancharse a las aventuras de un personaje imperecedero.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *